Perdonar, es poner a un prisionero en libertad y descubrir que el prisionero ERES TU. Es oportuno que hablemos unas pocas palabras sobre la libre voluntad. El libre albedrío incluye todo, desde los pensamientos que surgen en tu mente hasta los acciones de las decisiones que tomas. Comienza con los procesos del pensamiento y mientras mas puedas dominar tu propia mente, mejor podrás controlar tus propios pensamientos. Con esa dominación, tienes control sobre tu vida. Por supuesto que eso también implica el control y el dominio sobre hábitos y adicciones indisciplinadas, los cuales pueden hacer la vida bastante desagradable. La gente no se da suficientemente cuenta que ellos mismos generalmente son la causa de sus propias miserias, debido a las elecciones que hicieron hace mucho tiempo. El efecto siempre le sigue a la causa, tan seguro como el sol que sale cada mañana. Es una de las leyes de la naturaleza.
Cada pensamiento conlleva sus propias consecuencias. Esta vez no estamos hablando sobre la herencia genética, solamente lo que te haces a ti mismo por tu acostumbrada forma de pensar. Sería muy conveniente para ti que observaras tus propios pensamientos y ver dónde es que son negativos y llenos de temor. Vivirás tu vida de acuerdo a ello y serás heredero muchas enfermedades. Los pensamientos negativos actúan como un veneno en el sistema físico, el cual con el tiempo pierde su capacidad de auto sanarse debido esos bloqueos impuesto en él. Todo eso puede ser cortado de raíz por medio de practicar la limpieza y tener pensamientos positivos, pero sobre todo, una conexión segura con el Todo lo Es.

Necesita ser una fuerte conexión personal, no una de esas conexiones superficiales ‘por-deber-debo-rezar.’ No, eso se debe ejercitar con la libre voluntad en su mayor nivel – un arranque espontáneo de agradecimiento al Creador omnisciente. Un alegre corazón lleno de fe puede ser una eleccion para cada mortal sobre el planeta. Es darte tiempo a ti mismo a venir a posarte ante TU YO SUPERIOR. Todo eso y mas está al alcance de mortal pensante que ejercita su poder de la libre voluntad correctamente y trabaja activamente para establecer y reforzar esa conexión interna, mientras muestra esa conexión por medio de sus visibles actos de servicio amoroso y tolerancia hacia todos. Es un desarrollo activo de fe y confianza positiva que son ejercitadas en la experiencia de la vida diaria.

La vida misma se vuelve mucho mas interesante cuando el corazón está libre de rencores y resentimientos y siempre está listo a perdonar. Eso también es un acto de libre albedrio. Cuando alguien dice: ‘No puedo perdonar’ en realidad está diciendo ‘No estoy dispuesto a perdonar,’ y luego sucede un cambio y un bloque se coloca con falta de armonía en algún lugar del sistema físico, el cual solamente puede desbloquearse por medio del perdon y el libre flujo de amor. El dolor que llevas es el amor que retienes. Haz un hábito de examinar tus pensamientos. ¿Son ellos positivos o negativos? Eso yace enteramente dentro de tu propia fuerza de voluntad a cambiar. No permitas que nada te atormente después en forma de varias enfermedades. Es totalmente tu decisión vivir bien hasta una edad madura y en buena salud, eso depende de tu dominio sobre el hábito negativo del temor. Es una decisión de libre voluntad vivir en confianza y tener fe en la bondad de Dios.


Fuente: Alba Garantón.

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Envíaselo a alguien especial

cerrar
error: Content is protected !!

Send this to a friend