Durante años, la fibromialgia ha sido la enfermedad infame, sin embargo, mientras que los médicos han pensado que sus vínculos estaban relacionados con el dolor nervioso, resulta que podría ser muy diferente de eso. De hecho, las bacterias intestinales se han relacionado con la enfermedad por primera vez en la historia.

En un estudio que comparó a las mujeres con y sin fibromialgia, los investigadores en Canadá encontraron 19 formas de la bacteria que estaban presentes en mayor o menor número con las que tenían la enfermedad. «Encontramos», dice Amir Minerbi, de la Unidad de Tratamiento del Dolor Alan Edwards de la Universidad McGill de Montreal, «que la fibromialgia y los síntomas de la fibromialgia -dolor, fatiga y dificultades cognitivas- contribuyen más que cualquiera de los otros factores a las variaciones que vemos en los microbios de las personas con la enfermedad».

Minerbi, el autor principal del artículo, hizo publicar su investigación en la revista Pain.

 

La fibromialgia, que afecta al 2-4 por ciento de la población, actualmente no tiene cura conocida. Los síntomas a menudo incluyen fatiga, alteración del sueño y alteración de la capacidad cognitiva; sin embargo, con mayor frecuencia se piensa en ello debido a su inmenso dolor que es crónico y se compara con la sensación de dolor en los nervios.

«Utilizamos una serie de técnicas, incluida la Inteligencia Artificial, para confirmar que los cambios que observamos en los microbiomas de los pacientes con fibromialgia no fueron causados por factores como la dieta, los medicamentos, la actividad física, la edad, etc., que se sabe que afectan al microbioma», dice el Dr. Amir Minerbi, de la Unidad de Tratamiento del Dolor Alan Edwards del Centro de Salud de la Universidad McGill (MUHC), y primer autor del artículo. El equipo también incluyó investigadores de la Universidad McGill y de la Universidad de Montreal, así como otros del Instituto de Investigación de la MUHC.

También en soyespiritual.com:   En Escocia los doctores recetan viajes y naturaleza para sanar pacientes

Tal como están las cosas, los investigadores no tienen claro si los cambios son simplemente marcadores de la enfermedad, o si son la razón por la cual se forma la enfermedad. El siguiente paso en esta investigación será ver si hay cambios en el microbioma intestinal en otras condiciones que involucran dolor crónico, dolores de cabeza y dolor neuropático.

Cerrar menú

Comparte con un amigo