El sillón atómico

acelerador de la

Ascensión

Adama con Saint

Germain.

Una herramienta para

crear un cáliz de

momentum* de Luz

*momentum, palabra latina usada en física significando: resultado a un instante dado, de fuerzas combinadas de forma específica, para generar un movimiento.

Saludos, bienamados míos, soy Adama con el Maestro Saint Germain.

Me gustaría hablaros acerca del acelerador atómico que muchos de vosotros ya conocéis como el sillón de la Ascensión, utilizado en los planos interiores con varios fines. Hay muchos de vosotros que habéis estudiado las enseñanzas de las antiguas bendiciones con Saint Germain, en las que este concepto ha sido mencionado en varias ocasiones, pero no se ha comprendido del todo. Permitidnos que ahora os proporcionemos un mayor entendimiento de esta maravillosa herramienta, bienamados, para que podáis utilizarla como ayuda para vosotros y para los demás en vuestro camino.

Mientras hablo, la energía del Maestro Saint Germain se halla aquí presente conmigo, y somos ambos conjuntamente los que ahora os hablamos, unificando nuestras energías. En los reinos de luz existe tal unidad de conciencia que podemos mezclar nuestras energías muy fácilmente, y disfrutamos mucho con ello.

El acelerador atómico del sillón de la Ascensión es un regalo hecho a la Tierra y a la humanidad desde el corazón del bienamado Maestro Saint Germain. Es una herramienta para ayudar a elevar la vibración de un candidato a la ascensión. Contiene las frecuencias de la pura Luz de la Llama de la Ascensión. También puede emplearse para ir elevando la propia vibración poco a poco y con suavidad. Cuando tiene el cuadrante en la posición de plena potencia, puede levantar literalmente a alguien a la vibración del cuerpo electrónico para realizar una Ascensión completa, inmediata y permanente a la esfera de la luz, a la conciencia de la 5. dimensión.

Ahora y en el pasado, muchos candidatos de los planos interiores, cuando han estado listos para su graduación terrenal, han recibido su completa y majestuosa ceremonia de Ascensión en el Reino de la Luz, honrados y apoyados por una gran congregación de maestros y seres procedentes de numerosas dimensiones, sentándose en uno de esos sillones. Cuando se gira el botón para ponerlos a plena potencia todas aquellas energías que quedan en los registros del candidato que sean inferiores a la Luz pura y al Amor puro quedan disueltas en la intensidad de esa frecuencia de la Ascensión. El candidato queda, al instante, transformado y reconectado con la plenitud de su Esencia Divina, con todos los dones y atributos espirituales restablecidos. ¡Esta es la verdadera y permanente ceremonia de unión divina, bienamados! Este es el gran matrimonio alquímico con el Yo que tantos de vosotros estáis anhelando. Si bien no se trata del único modo en que puede realizarse la Ascensión —existen, en efecto, otras varias opciones— éste es de los que se utilizan más comúnmente.

Con el fin de poder recibir este regalo debe estarse definitivamente preparado espiritualmente a todos los niveles, o los resultados podrían ser desastrosos. Podéis confiar en que ninguno de nosotros se ofrecería jamás a hacer esto con nadie que no haya alcanzado aún el nivel completo de iniciaciones requerido para recibir semejante bendición. En este planeta hay unos cuantos de esos sillones conservados en diversos retiros espirituales, y de la 5. dimensión, de la Gran Hermandad Blanca. Nosotros tenemos uno en Telos y Saint Germain tiene otro en su retiro de Jackson Peak, en Wyoming. Hay uno también en el Himalaya y en unos cuantos retiros más.

Hace varios años ordenamos a nuestra canalizadora Aurelia que invitase amigos a su casa una vez al mes y condujese una ceremonia ritual de Ascensión para los que deseasen hacer más prolmulo ,n compromiso para con este objetivo, para con la jerarquía espiritual de este planeta y para con su Presencia divina. Cada vez que Aurelia facilitaba esta ceremonia con un grupo un gran número de nosotros acudíamos para asistir a la misma. El Maestro Saint Germain acudía siempre con su versión portátil de un acelerador atómico, la cual consiste en una pequeña caja etérica —en lugar de un sillón— que él coloca bajo la silla destinada, en vuestra dimensión, a ese fin.

Cada vez, el mismo Saint Germain controla la intensidad y velocidad que puede recibir cada candidato con el fin de elevar su vibración al siguiente nivel sin que se produzca una incomodidad ni alteración significativas del nivel actual. Esta caja aceleradora móvil no es más que otra versión completa del sillón acelerador atómico, empleada en ceremonias celebradas en los emplazamientos donde la gente de la superficie haya elegido realizar su trabajo de Ascensión.

Ahora, Aurelia lleva conduciendo esas ceremonias con intencionalidad de Ascensión desde 1994, siempre en su casa. Desde entonces ha continuado realizando este servicio al planeta y a la humanidad de una forma regular. Ha llevado a cabo este servicio de Luz con todos los grupos que han venido al monte Shasta en viajes iniciáticos, y también en otros varios países del mundo durante sus viajes al extranjero para dar conferencias e impartir talleres.

Los beneficios y el poder del momentum constructor

Hemos advertido lo maravillosamente poderosas y hermosas que han ido haciéndose las energías a lo largo de los años, cada vez más con cada ritual que Aurelia ha facilitado, siempre sumándose al total de energías de las ceremonias pasadas. Con gran interés y gratitud, estamos observando que, tras muchos años de celebrar regularmente este ritual, el Cáliz de Luz creado ahora con cada ceremonia ha construido un enorme impulso, y que está casi doblando su intensidad y belleza con respecto al anterior cada vez que se celebra esta sagrada ceremonia. Está afectando y ayudando no sólo a las personas que participan en la intención colectiva, sino creando una telaraña de Luz que toca a casi todo el planeta.

Casi ninguno de vosotros estáis realizando el progreso sobre vuestro viaje espiritual todo lo rápido que os gustaría, ni obteniendo los prontos resultados que queréis lograr en vuestros esfuerzos mundanos, fundamentalmente porque no os halláis en el hábito de crear suficiente momentum para alcanzar vuestros objetivos. Construir mayores momentum es lo que todos necesitáis para reunir la suficiente energía en vuestro mundo como para crear lo que queráis.

Lea:   Cómo enviar energía a distancia a cualquier persona

Incluso los seres que representan las «fuerzas oscuras» comprenden muy bien este principio y están muchísimo más atentos a construir su momentum de oscuridad de lo que ha estado la gente de luz a construir su momentum de Luz.

La autocomplacencia que estáis encarnando la mayoría de vosotros ha sido uno de los principales factores del profundo nivel de oscuridad, densidad y dolor en el que todo este planeta lleva tantísimo tiempo sumido. El momentum de Luz es aquello de lo que todos los que nos hemos convertido en maestros hemos hecho el acopio suficiente como para poder manifestar lo que queramos, en cualquier momento en que lo deseemos.

Al principio, volviendo a 1994, cuando Aurelia comenzó a realizar sus pequeñas ceremonias con 4 ó 5 personas, el Cáliz de Luz creado con cada ceremonia era muy pequeño y no se acercaba ni mucho menos a ser tan poderoso como ha llegado a ser ahora. Pero ella continuó construyendo su momentum año tras año, sin saber realmente del todo hasta qué punto se había expandido.

A cada ceremonia creada con intencionalidad, el Maestro Saint Germain acude con su caja etérica de aceleración atómica, invisible para quienes no posean aún la facultad de clarividencia, y la pone debajo de la silla destinada y decorada a ese fin. En nuestra esfera la consideramos como una caja física, hecha de tecnología de la 5. dimensión y determinados tipos de cristales. Incluso tiene cuadrantes que pueden girarse en posición de encendido y apagado, igual que las tecnologías de vuestra esfera, excepto que la nuestra es mucho más avanzada y evolucionada que la vuestra.

Cuando el grupo está listo, y Aurelia realiza la invocación de intencionalidad, el Maestro Saint Germain enciende el acelerador atómico. ¿Qué es lo que hace éste? Por todo el alrededor de la silla y debajo de ella tiene lugar esta emanación de frecuencia de Ascensión que empieza a irradiarse hacia fuera. La persona sentada en la silla recibe la mayor parte de ella según su nivel de evolución y capacidad de recibir.

El proceso ha de controlarse porque la energía de la Llama de la Ascensión que emana de la pequeña caja podría, literalmente, haceros volver invisibles y desaparecer muy deprisa si se pusiese a toda potencia. Tened por seguro que hasta que sea el momento adecuado para que se os eleve a la plena gloria de la Llama de la Ascensión recibiréis únicamente incrementos de la misma cada vez que se celebren estas ceremonias.

A medida que vais desarrollando vuestra conciencia, la Llama de la Ascensión os ayuda a purificaros cada vez más y contribuye a elevar vuestras vibraciones cada vez que manifestáis la intención a través de este sagrado ritual.

Es tan hermoso cuando hacéis esto, sólo con que pudieseis verlo desde nuestra perspectiva… Al juntaros os ayudáis y sostenéis la energía unos a otros. A medida que cada persona va viniendo a sentarse en la silla para declarar ante sus amigos y ante su Dios su intención de ascender, y de hacer lo que haga falta para que esto suceda, el Maestro Saint Germain ajusta el cuadrante de su acelerador para inundar vuestro campo de fuerza con el nivel preciso de frecuencia de Ascensión que resulte apropiado para vosotros en ese mismo momento.

Cada vez que habláis desde el corazón en la silla y establecéis vuestras intenciones creáis una explosión de Amor y Luz que es de lo más maravillosa de contemplar. Por esto, cuando celebráis estas reuniones, hay siempre una gran asamblea de Seres de Luz que vienen de los numerosos reinos de este planeta y de muchos planetas y sistemas estelares que se deleitan en ver lo que estáis haciendo, y que desean también presenciar esta maravillosa explosión de Luz creada por miembros de la humanidad de la superficie. Siempre os traen también su amor, apoyo y consuelo.

Cómo crear vuestra ceremonia

Lo que hacéis es agruparos en círculo. Cada persona va viniendo a sentarse en la designada Silla de la Ascensión y habla para exponer su intención, preferiblemente en voz alta, con el corazón totalmente abierto, de sus objetivos para esta vida y para su Ascensión. Realizad la más honorable plegaria que vuestro corazón pueda dictaros o inspiraros a hacer.

Cada persona sostiene en las manos un cristal especial, suministrado por el facilitador o la facilitadora, y se sienta en la silla aproximadamente de 3 a 5 minutos. Al terminar da una señal de finalización con los ojos y el grupo entona tres «AUM» para ayudar a anclar esta energía en lo físico para la persona sentada aún en la silla. Entonces la persona regresa a su asiento y viene la siguiente que esté preparada. No es necesario que la gente venga en un orden concreto: siempre se crea un flujo y cada uno toma su turno cuando se siente preparado. El facilitador o la facilitadora, por lo general, va en último lugar, pero esto no es una norma.

Cuando habéis terminado todos Saint Germain y yo mismo, Adama, os invitamos a beber un elixir cargado con la frecuencia de la «Luz Líquida Dorada» infundida por nosotros.

El facilitador o facilitadora vierte zumo de manzana o algún otro zumo con gas en pequeños recipientes y lo reparte al grupo. Aquél/aquélla realiza entonces una breve invocación para pedir que se infunda la frecuencia de la Luz Líquida Dorada a este líquido burbujeante que cada uno tiene en la mano. Cada persona sostiene con la mano derecha el vaso lleno de zumo (o agua si no se dispone de zumo) y espera un momento para que Saint Germain cargue el líquido a la frecuencia que resulte más apropiada para cada persona. Entonces, cuando se dé la señal, cada persona bebe lentamente el líquido <|n< ahora se ha convertido en un elixir muy sagrado, expresando su profunda gratitud a todos los que hayan intervenido en la rica bendición que ahora se le otorga.

Lea:   Solsticio de verano 2018: Inmerso en la Luz Eterna

Esto es igual de válido y eficaz que uno de estos elixires que podemos ofreceros en el plano interior. Tiene el mismo valor. Habéis oído y leído en uno de nuestros anteriores libros que cuando David Lloyd bebió el elixir que hace muchos años le dio Saint Germain en el monte Shasta desapareció totalmente y ascendió a los Reinos de Luz frente a una multitud, creando un gran asombro en cada uno de los presentes.

Sabed, bienamados, que esta persona David podría haber efectuado su Ascensión de un modo distinto. Pero fue decisión suya, tomada en el plano interior, ascender de esta manera especial, y le fue concedido. Sucedió porque era su momento de ascender. Nosotros también podríamos cargaros el elixir de tal modo que pudieseis desaparecer también, pero no es ese el plan para ahora mismo. Simplemente, no vamos a hacer eso, ¡aun cuando nos lo pidáis! No, hasta que sea vuestra hora, y, creednos, hay varias personas que han hecho esa petición. Lo siento, amigos, por los que hayáis pedido esto, pero es imprescindible que esperéis vuestro momento oportuno.

Sabed que en el futuro llegará un momento en el que la Ascensión colectiva se hará manifiesta, y en algunos casos tendrá lugar frente a otros que lo presenciarán. Este momento no está tan lejos, pero aún tenéis que esperar unos cuantos años más. Y sabed que esto jamás cogerá a nadie por sorpresa: si os sucede tal cosa es porque estáis totalmente preparados y habéis consentido plenamente en este tipo de Ascensión.

Cuando celebráis vuestras reuniones con el acelerador atómico el Maestro Saint Germain controla siempre la cantidad exacta de energía que se da a cada uno, según el nivel de vibración que pueda manejar. ¡No tenemos planeado que ninguno de vosotros desaparezca prematuramente!

Algunos de vosotros os mostráis inseguros o vergonzosos de manifestar abiertamente vuestro corazón frente a vuestros hermanos y hermanas; sabed, queridos, que en los reinos de luz no hay secretos: todo se sabe. Lo mejor es que empecéis a acostumbraros ahora si pensáis venir aquí: después será más fácil.

Sígueme en Facebook

Una vez que se logra llegar a las dimensiones superiores no puede ocultarse nada. Es una muy buena práctica ser capaces de abrir vuestro corazón frente a vuestros hermanos y hermanas y no guardaros nada.

¡No hay vergüenza alguna en lo que estáis haciendo! ¡Es tan hermoso…! Crea una explosión de Luz cada vez, y vuestra Luz se amplifica al apoyaros unos a otros, construyendo un momentum de Luz en vuestro «viaje a las estrellas».

Ahora os invitamos, en efecto, a reuniros en grupos de todos los tamaños en vuestras ciudades, pueblos y países, al menos una vez al mes, como hermanos y hermanas, con el fin de reforzar vuestros deseos e intenciones para vuestros objetivos espirituales. Permitid que se construya un momentum con cada ceremonia y con las intenciones de cada uno.

¡Ahora imaginad lo poderoso que puede ser esto! Lo que estaréis haciendo será crear pequeñas telarañas de Luz de Ascensión en todas partes del planeta que adquirirán momentum cada vez mayores a medida que cada vez más gente vaya haciendo esto. Esos momentum de Luz adquirirán cada vez mayor poder a medida que las energías creadas vayan juntándose todas.

Este es el gran Momentum de Luz y la Llama de la Ascensión que se necesitan para lanzar a este planeta y a toda la humanidad que elige ascender formando un gran tornado arremolinado de Luz de Ascensión que disolverá toda oscuridad en este planeta, devolviendo completamente a cada hombre, mujer, niño y niña a la dignidad de su divinidad.

Así es como la oscuridad será totalmente disipada y engullida en una gran victoria de la Luz. Pero vosotros tenéis que realizar vuestra parte en vuestra dimensión, bienamados hijos de nuestro corazón: no sucederá simplemente de forma automática sin vuestra contribución y participación, o sólo con desearlo.

Nosotros, desde Telos, gozamos tantísimo de vuestras ceremonias de Amor e Intencionalidad… Tened por seguro que nosotros y Saint Germain estaremos también con vosotros en todo momento, apoyándoos y amándoos hasta el final, hasta el día de vuestra propia y victoriosa Ascensión.

Adama: ¿Queréis comentar algo o tenéis alguna pregunta sobre esto?

Aurelia: Este es el ofrecimiento más increíble que nos habéis dado sobre formar grupos por todo el mundo y experimentar niveles de frecuencia de Ascensión a través de nuestra creación de ceremonias de Ascensión y de ingerir elixires espirituales. Os estáis ofreciendo a darnos un aumento permanente de frecuencia mediante este hermoso ritual, ¿es correcto?

Adama; Así es, y podéis hacerlo tan a menudo como deseéis. De vosotros depende si queréis utilizar esto como herramienta para ayudaros en vuestro camino. Es una herramienta cuyas energías, simplemente, van acumulándose cada vez más al juntaros. Muchas personas quieren ascender, pero olvidan a menudo establecer sus intenciones y no siempre están dispuestas a poner los esfuerzos necesarios para alcanzar la plenitud de su libertad espiritual.

Cuando os juntáis y reforzáis vuestras intenciones se hace más poderoso en vuestra vida. Estas reuniones pueden crearse como modos maravillosos de pasar un tiempo juntos con personas afines. Incluso podéis compartir, después, una comida juntos si lo deseáis. Esta es la forma lemuriana de hacer las cosas: hacerlas juntos con mucha sencillez, sin pompa ni solemnidad, simplemente siendo los dioses y diosas que somos. Y os invitamos a hacer y ser lo mismo. Aprovechad las herramientas que os ayudarán a elevar vuestra conciencia de formas muy simples y agradables.

Y así sea, bienamados hijos de nuestro corazón. Estad en paz y en amor con vosotros mismos. Pronto nos reuniremos con vosotros en brazos del Amor.

Adama con Saint Germain.

 

Menú de cierre

Send this to a friend