Anosognosia o cuando se nos olvida lo que íbamos a hacer o decir.

Desde hace cierto tiempo, me estaba preocupando porque:
1. No recordaba los nombres propios…
2. No encuentro jamás, donde dejé ciertas cosas…
3. Cuando hablo, de repente me paro y no prosigo, por el hecho de que no recuerdo en ocasiones lo que diré o bien de qué forma seguir…

En resumen, pensaba que había empezado a tener un oponente en mi cabeza, cuyo nombre comenzaba con Al…

El día de hoy, leyendo un artículo, quedé considerablemente más sosegado, de ahí que les voy a transcribir la parte pero interesante:

“Si uno tiene conciencia de los inconvenientes de memoria, es que no los tiene.”

Anosognosia
Anosognosia

La mitad de los mayores de cincuenta años, presenta alguna falla, mas es pero de la edad, que de la enfermedad. Lamentarse sobre fallas de la memoria es un hecho muy usual en personas de cincuenta años de edad para arriba.

Se traduce en no poder rememorar el nombre propio de un individuo, de entrar a una habitación sin saber qué se iba a buscar, olvidar el título de una película, o bien dónde se dejaron los quevedos o bien las llaves.

En estas edades, más de la mitad de los adultos, presenta esta complejidad, solo hay que cumplir cincuenta años y allá empieza el martirio. Lo que señala que más que una enfermedad es una característica de los años que se tienen.

Bastantes personas se preocupan (en ocasiones en demasía) por estos olvidos.

De acá una aseveración importante: “Quien es siendo consciente de sufrir de estos olvidos, es quien no tiene problemas arduos de memoria, en tanto que quien sufre una enfermedad de la memoria con el ineludible espectro del Alzheimer no tiene registro, ni recuerda de lo que ciertamente le pasa”.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   CENTRO REIKI Y MEDITACIÓN EN MÉXICO YUCATÁN

B. Dubois, maestro de medicina neurológica de CHU Pitié Salpêtrière, mezo una paradójica mas educativa explicación, válida para la mayor parte de los casos de personas preocupadas por sus olvidos: “Cuanto más se quejan los sujetos de su memoria, menos probabilidades tienen de padecer una enfermedad de la memoria”.

Este documento está dedicado, a ciertos desmemoriados. Si se olvidan de enviárselo a alguien, quédense apacibles, por el hecho de que no es Alzheimer… son años. Más esencial que el Alemán Alzheimer, es el Italiano “FRANCO DETERIORO”.

Comparte “Anosognosia o cuando se nos olvida lo que íbamos a hacer o decir”

Menú de cierre

Send this to a friend