Aliméntate con el aire

La respiración es una de las condiciones de la vida. Tengan o no pulmones, todos los seres vivos respiran. Es un proceso tan natural que incluso la mayoría de las veces es inconsciente en los humanos, por eso respiran mal. Respiran demasiado rápido, sin dar tiempo al aire para que descienda profundamente hasta los pulmones para reemplazar el aire viciado. Deben pues aprender a respirar lentamente, profundamente, e incluso, de vez en cuando, retener el aire durante unos segundos antes de expulsarlo. ¿Por qué? Para «masticarlo». Porque los pulmones saben masticar el aire lo mismo que la boca sabe masticar los alimentos. Cada inspiración es como un bocado lleno de energías nuevas; debemos pues dar a los pulmones tiempo para captarlas a fin de que todo el organismo pueda beneficiarse de ellas.

Si hay tantas personas cansadas, nerviosas, irritables, es porque no saben cómo alimentarse con el aire: lo expulsan inmediatamente sin asimilarlo. Respiran solamente con la parte superior de los pulmones, y el aire viciado no puede ser reemplazado por el aire puro. La respiración profunda es un ejercicio muy saludable que debéis pensar en practicar porque permite renovar las energías.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

respirar

Visita Wadie.com
También en soyespiritual.com:   7 Mantras para la ansiedad que pueden ayudar a calmar su mente inmediatamente
Cerrar menú

Comparte con un amigo