Podemos asegurar que la relación entre la salud y el descanso están prácticamente ligadas y son codependientes una de la otra. El sueño es muy importante, cualquier alteración o dificultad para alcanzar un buen descanso puede provocar serios problemas para nuestra salud, pues se pone nuestra vida en riesgo. Asi lo acaba de descubrir una nueva investigación publicada en Comprehensive Psychiatry, las personas que sufren de pesadillas corren más riesgo de autolesionarse.

El estudio evaluó una muestra de 313 pacientes clínicos y 152 estudiantes universitarios, quienes nunca se habían auto lesionado. Al comparar dichos los resultados descubrieron que los sujetos que sufrían frecuentemente de pesadillas intensas tenían, en promedio, 1.1 más de probabilidades de auto lesionarse que aquellos que no sufrían. La exacción se mantuvo aún cuando excluyeron pacientes con depresión.

las personas que sufren de pesadillas corren más riesgo de autolesionarse
las personas que sufren de pesadillas corren más riesgo de autolesionarse

Según los investigadores, esto se debe a que las pesadillas tienen un impacto directo no solo con el descanso, sino también con la habilidad de regular los emociones. Lo que a su vez incrementaría el riesgo a las personas con pocas habilidades de afrontamiento recurriendo a la conductas autolesivas como medio para regular el malestar emocional que los aqueja.

Consejos para un buen descanso

En primer lugar es importante establecer un equilibrio; es decir, procurar acostarse y levantarse a la misma hora, para que el organismo se adapte a una rutina. Otras consejos que puedes seguir son:

Sígueme en Facebook

  • Evitar tomar café, gaseosas, alcohol o cualquier otro tipo de estimulantes, porque dificultará más el sueño.
  • Practicar técnicas de relajación o tomar baños relajantes antes de acostarse.
  • Mejorar el ambiente en el cual se duerme: evitar el ruido y controlar que la temperatura, la luz y la humedad sean las adecuadas.
  • Desarrollar una sana alimentación. Evitar la ingesta de comidas pesadas antes de acostarse puede ayudarte a conseguir un buen descanso.
  • La altura de la almohada deber ser igual a la distancia entre el cuello y la parte externa del brazo. Por su parte, el colchón no debe ser ni muy suave, ni demasiado firme.
  • Se aconseja realizar ejercicio diariamente, por la mañana, y evitar hacerlo horas antes de acostarse.
  • Evitar el tabaco y mucho menos dormir en una habitación con olor a nicotina.
  • No usar en el dormitorio para mirar televisión, ni usar computadoras y otro tipo de distracciones relacionadas con la tecnología, un buen libro puede suplantar de manera saludable todos estos malos hábitos.
  • Evitar pensamientos y preocupaciones al momento de acostarse.
  • Siempre, antes de ir a dormir, ducharse con agua templada es lo más recomendable para conseguir un buen descanso.

Recuerda las personas que sufren de pesadillas corren mas riesgo de autolesionarse, así que procura lograr buen descanso siguiendo estos tips.

Menú de cierre

Comparte con un amigo