La depresión es una poderosa energía que puede usarse para despertar

En este artículo un Maestro budista explica por qué la depresión es la energía más digna que hay.

Vivimos en un mundo en el que cada vez más personas están deprimidas y no sólo eso, sino que sienten que su depresión no tiene sentido y que la vida misma carece de significado. Una de las principales razones por las que tantas personas están deprimidas es porque piensan -siguiendo el dictamen sociocultural dominante- que deben de buscar la felicidad a toda costa y que la tristeza y la depresión son cosas no sólo que deben evitarse siempre sino que determinan que son inadecuados o que ha fracasado en la vida.

La depresión es la energía más digna que hay
La depresión es la energía más digna que hay

Como una ráfaga de aire fresco en este sentido tenemos las palabras de uno de los más grandes maestros budistas del siglo XX, Chögyam Trungpa, quien escribió que “la depresión es la energía más digna que existe”. Esto en dos sentidos, por una parte, desde la perspectiva budista, el mundo en el que vivimos -el samsara- tiene la condición natural de ser insatisfactorio, ya que tenemos deseos de ser felices en un mundo impermanente  (donde la norma es muerte, vejez, enfermedad). Así entonces la depresión de alguna manera es percibir esta realidad un tanto abyecta en la que vivimos, mirar las cosas como son y no engañarnos pensando que podemos tener una felicidad duradera persiguiendo nuestros deseos materiales o personales.

Por otra parte, según Trungpa, en la depresión hay una cierta fuerza o energía que puede utilizarse justamente para despertar, para cambiar este estado y alcanzar el estado de liberación del mundo condicionado por esta dinámica del sufrimiento. En otras palabras, la depresión puede ser el primer paso en transformar esta energía de insatisfacción inherente de sabiduría -entendiendo que realmente el mundo samsárico es deprimente y que no hay salida más que renunciando al samsara. En otras palabras, la
depresión puede ser el motor de un cambio verdadero, más allá del hedonismo y la frivolidad hacia aquello que realmente hace feliz pero a nuestra alma o espíritu. Como dijera James Hillman, “el alma te enferma
hasta que no obtiene lo que quiere”.

La depresión es una comunicación de la profundidad de nuestro ser
La depresión es una comunicación de la profundidad de nuestro ser

Trungpa escribe acerca de la depresión

La depresión es una energía muy poderosa, una de las energías más
comunes que existen. Es energía. La depresión es como un tanque de
oxígeno, pero está todavía embotellado. Es un fantástico banco de
energías, mucho más que la agresión o la pasión, las cuales primero se
desarrollan y luego se liberan. Éstas son en cierto sentido más
frívolas, mientras que la depresión es la energía más digna de todas…

Visita Wadie.com

La depresión no existe en el vacío solamente, tiene todo tipo de
cosas inteligentes que están pasando en ella. Básicamente la depresión
es extraordinariamente interesante y es un estado altamente inteligente
de ser. Por eso es que estás deprimido. La depresión es un estado mental
de insatisfacción para el cual sientes que no tienes salida. Así que
trabaja con la insatisfacción de la depresión. Lo que sea que está allí
es extraordinariamente poderoso. Tiene todo tipo de respuestas, pero las
respuestas están ocultas. Así que de hecho creo que la energía de la
depresión es una de las más poderosas. Es una energía enormemente
despierta, aunque probablemente la sientes como soñolienta.

Fuente: el sendero del mago

Menú de cierre

Comparte con un amigo