Entérate como la Deshidratación Nos Hace Enfermar

En estos últimos años se ha hablado mucho del consumo de agua recomendado en los humanos, sabemos que depende enteramente de la persona que pregunta y su estilo de vida, la mejor manera de averiguar lo que tu cuerpo necesita es prestar atención a las muchas señales de que te da por ello en este artículo aprende como la deshidratación te hace enfermar.

La deshidratación en realidad se presenta antes de que se empiece a sentir sed, y a menudo está indicada por, curiosamente, sentirse ligeramente hambriento. Si  te sientes hambriento prueba a tomar un vaso de agua primero y mira lo qué sucede. Tomar agua a lo largo del día también puede ayudar a reducir la deshidratación y es una de las maneras más simples de tratarla.

Así es como la deshidratación afecta tu cuerpo
Así es como la deshidratación afecta tu cuerpo

Para las personas que madrugan por la mañana, sepan que tomar un par de vasos de agua justo al momento del despertar ayudará a que la elevada presión arterial del cuerpo se lleve a unos niveles normales. También ayuda a limpiar el sistema interno y hará que vaya al baño con más facilidad.

¿Cómo identificar la deshidratación en tu cuerpo?

Afortunadamente, nuestros cuerpos vienen equipados con un atento sistema de detección de agua llamado sed. Una vez que tu cuerpo haya perdido entre 1-2% de su contenido total de agua, comenzará a hacerle sentir que tiene sed.

Una manera sencilla de evaluar sus necesidades de agua es observar el color de su orina. La orina oscura a menudo indica que sus riñones están reteniendo líquido para mantener las funciones corporales normales, lo cual significa que necesita beber. Sin embargo, esto no debe confundirse con la orina más oscura causada por tomar ciertos suplementos, como multivitaminas.

Visita Wadie.com

Si usted está deshidratado, es probable que también orine con menos frecuencia. De acuerdo con el Dr. Mercola, una persona sana orina entre siete y ocho veces al día, lo que hace que el monitoreo de la frecuencia de su micción cada día sea una importante herramienta de evaluación.

Fuente: Despierta, Vivimos en una Mentira

Menú de cierre

Comparte con un amigo