La vida es para vivirla ¡No te quedes ahí viéndola pasar!

Vida sola hay una. Solo podemos aferrarnos a ésta porque no sabemos qué pasará después o si tendremos otra oportunidad como la actual. Vemos como muchos se quejan de lo que tienen, de lo que no tienen y viven sus días con lamentos y molestas quejas, pero ¿Qué hacen ellos para cambiar su mundo?

A veces nos preocupamos más por el mañana que por hoy, nos desvelamos pensando en qué pasará y no vemos las cosas preciadas que están sucediendo en este momento. Nos alejamos de la realidad para vivir en un mundo futuro que no está en nuestras manos.

Podremos planear todo lo que queramos pero que suceda en la realidad, es otra historia. Así que en ciertas ocasiones solamente hay que dejar fluir las cosas, vivir cada segundo como si no hubiera un mañana, no esperar y más bien actuar.

Estudia, trabaja, ámate, ama a los tuyos, abraza, sonríe, besa, que el mañana es incierto pero el hoy, el ahora, lo podemos escribir nosotros mismos con sello único.

No seas prisionero de la vida, no dejes que los demás te digan cómo vivir y no seas un sirviente del conformismo. Muchos se limitan a hacer lo mínimo para sobrevivir pero no tienen ni una sola gota de vida en sus días, no celebran, no son felices, no son más que pobres resignados que tienen miedo a vivir.

Si eres así, no es tarde para ti. Aún tienes tiempo para cambiar y ser libre, tienes tiempo para alegrarte los días y ser más de lo que imaginabas. La simplicidad es lo mejor, hay que ser simples, no complicarnos con los problemas, con los disgustos y ver las cosas buenas que tenemos a nuestros pies en vez de quejarnos como niños berrinchudos.

Lea:   Tu estado de ser determinar tu creación

mujer feliz

Visita Wadie.com

¿Tienes metas y sueños? Pues alcánzalos. Ten perseverancia pero también sé un buen jugador, un jugador que sabe perder pero que cada vez se hace más fuerte.

Sacúdete de los miedos e incertidumbres y busca un camino claro en el que puedas continuar con esta retadora e impredecible vida. No hay nada que perder, nos tenemos a nosotros mismos y es mejor caer y haber vivido que nunca haber conocido el concepto completo y real de lo que es vivir.

Autor: Katy Meza

Menú de cierre

Comparte con un amigo