Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tomar y dar

Una vida social armoniosa sólo puede estar basada en unos intercambios justos; y los intercambios justos se resumen en dos palabras: tomar y dar. Si tenemos derecho a tomar, es porque debemos ser capaces de dar a cambio. En el plano material, la cuestión está clara para todo el mundo y cada uno sabe lo que son los intercambios justos. Pero esto no basta, porque la ley de intercambio afecta a todos los dominios de la existencia. Alguien
dice: «Yo soy honesto, pago mis impuestos, doy su salario a mis empleados, mantengo a mi familia, no engaño a mi mujer, ayudo a mis padres…» De acuerdo, pero ¿es esto suficiente? ¿Cómo se conduce en realidad con sus padres, con su mujer, con sus hijos?

dar amor

¿Cómo responde a su afecto? ¿De dónde proviene que le sientan a veces como un extraño o como un tirano? ¡Es mucho más fácil ser honesto y justo en el plano material que en el plano psíquico! A veces vemos, incluso, que algunos exhiben toda clase de signos externos de su honestidad para poder
esconder mejor su deshonestidad en las relaciones intelectuales y afectivas. Llegan a engañar a los demás (aunque no siempre), pero no engañan a la Justicia divina, porque ésta tiene otros conceptos distintos de la justicia humana con respecto a lo que hay que llamar «tomar» y lo que hay que llamar «dar».

Omraam Mikhaël Aïvanhov

También en soyespiritual.com:   Levanta el ánimo de quien lo necesite con estos consejos prácticos
Cerrar menú

Comparte con un amigo