Los seres humanos vivimos de las relaciones, más allá de la naturaleza de estas, necesitamos interactuar, manifestar nuestras emociones, aprender de los demás y enseñar lo que sabemos, necesitamos amar y ser amados, es la esencia de la vida y del progreso. Aunque muchas personas encuentren su paz interior en el espacio de su soledad, el verdadero progreso radica en lograr la afinidad con los demás, la aceptación, la tolerancia y la compasión y esto se logra definitivamente en la experiencia de relacionarnos.

La dignidad no consiste en nuestros honores sino en el reconocimiento de merecer lo que tenemos. Aristóteles

Muchas personas piensan que viven situaciones injustas y desmerecedoras, otras piensan que jamás encontrarán a esa persona que les complemente, y otras se sienten tan plenas, que piensan que no merecen a quiénes tienen a su lado, ocurre que todos tenemos esa persona que nos merecemos.

Muchas veces pensamos que nuestras vivencias no tiene ningún sentido, que atravesamos situaciones y estamos con personas con las que no debemos estar, sin embargo, si miramos profundo y tenemos en cuenta que siempre hay un más allá, podremos saber que todos tenemos en la vida esa otra persona que nos complementa a la perfección, o que bien ya estuvo en nuestra vida o que no termina de llegar, pero debemos tener la certeza de que en algún lugar del mundo, se encuentra esa persona especial que nos merecemos.

a quien nos merecemos

Cada uno merece ser apreciado por lo que hace, no por lo que dicen de él. Píndaro

Algunas personas, tuvieron ese gran amor de su vida a quien no pudieron unirse, otras lo disfrutaron y siguieron su camino, otras lo perdieron y aún no se percatan de ello y muchas otras lo han tenido en frente toda su vida y no lo ven, el caso es que aunque estamos permanentemente esperando algo fantástico o a alguien único, que quizás aún no llega, todos tenemos a ese ser que merecemos.

Quien agradece un beneficio, merece que se le concedan muchos más. Domingo Savio

No imprimas tristeza ni desánimo a tu vida, el camino es largo y debemos sembrar lo que deseamos recoger, todos tenemos la disposición de amar y ser amados, solo que no todos toman esa elección y otros nunca se dan cuenta de que cada quien tiene a quien merece.

Por: Marvi Martínez – Rincón del Tibet

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend