Tarde o temprano cada quien recibe lo que merece – Soy Espiritual