Esto debes hacer si quieres ayudar a los demás…

dar la mano

La mayoría de los hombres no son ni malvados ni mal intencionados, muchos desean sinceramente ser útiles a los demás y hasta son capaces de serlo. Pero los buenos sentimientos
y las buenas intenciones no bastan para hacer realmente el bien.

El que quiera ayudar a los demás debe empezar por estudiarse y tratar de liberarse de todos los elementos que en él se oponen a este bien que quiere realizar. En efecto, el bien y el mal están tan íntimamente entrelazados en cada ser, que fuerzas oscuras consiguen a menudo aprovecharse de su buena voluntad. Y cuando está convencido de ser útil, toda clase de elementos contrarios al bien se mezclan en sus acciones, y las personas que debían beneficiarse, al final sólo son víctimas.

¿Queréis verdaderamente ayudar y beneficiar a los demás? Con un trabajo paciente de cada día, esforzaos por neutralizar los estados interiores que puedan servir de imanes a las corrientes negativas que circulan en la atmósfera. Y, al mismo tiempo, tratad de intensificar los estados que atraen hacia vosotros las influencias benéficas.

Sígueme en Facebook

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión
Menú de cierre

Comparte con un amigo