Saltar al contenido

5 razones por las que ser agradecido mejora tu salud

agradececido
  • 878
    Shares


Ser agradecido tiene beneficios en la salud mental, pues modifica la perspectiva de las personas y las dota de una capacidad para vivir mejor. Esto evita conflictos personales y sociales y ayuda a entablar mejores relaciones.

También fomenta el desarrollo espiritual, porque la gratitud es un don del espíritu evolucionado, y además mejora la salud del cuerpo físico. ¿De qué manera?

Ser agradecido reduce el estrés

Si aprendes a mantener una actitud de gratitud te estresarás menos, ya que verás la vida con otra perspectiva. Así, por ejemplo, un conflicto familiar deja de ser un problema estresante y se convierte en una valiosa lección o una oportunidad para conocer más a tus seres queridos.

Mejora la salud digestiva

Al reducir el estrés y otras emociones negativas, la salud digestiva de fortalece. Mantenerse en gratitud te hará sentir más ligero y seguramente hasta podrás tener mejor digestión. ¿Has notado que cuando te preocupas y no agradeces te duele el estómago? Lo puedes cambiar.

Evita daños cardiovasculares

La National & Community Service de Estados Unidos publicó un estudio que asegura que las personas que realizan voluntariado y actividades altruistas tienen 20% menos riesgo de sufrir un infarto o alguna enfermedad cardiovascular.

Aumenta la energía

La gratitud nos hace sentir motivados y con mucha energía para seguir mejorando y aprendiendo. Ser agradecido impactará en todos los ámbitos de tu vida para bien.

Vives más años

De acuerdo con la Universidad de Buffalo, ser generoso y agradecido aumenta en un 25% la calidad y duración de la vida de las personas, porque éstas se consideran a sí mismas felices.

Agradece cada día

agradecido
Ser agradecido es lo mejor que te puede pasar.

Nada más levantarte de la cama agradece al día que puedes despertar una vez más y vivir; cuando te vayas a dormir, encuéntrate agradecido por todo lo bueno que has podido experimentar.

Te propongo un reto extremo. Es difícil, pero no imposible.

Por 24 horas (no 10, 12 o 23… 24 horas) vas a dar las gracias por todo… en extremo:

Cuando te levantes – Gracias por un nuevo día de vida.

Cuando enciendas la luz – Gracias por la bendición de tener electricidad.

Cuando te bañes – Gracias por tener agua caliente, corriente y productos de aseo personal.

Cuando comas- gracias por los alimentos, por el hecho de proveer trabajo a toda una cadena de suministro que hace posible comer.

Cuando enciendas tu vehículo – gracias por al bendición de tener un vehículo o un transporte público a mi disposición.

Cuando estés en el tráfico – gracias por el tráfico y porque no fui yo el que se accidentó y estuvo en un accidente.

… y continúa así por 24 horas… dando gracias por todo.

Vive tu vida agradeciendo constantemente el resultado de la misma y, sobre todo, agradeciendo a las personas de tu entorno todo lo que te aportan.

Cuanto más practiques la gratitud más sencillo te resultará y llegará el momento en el que lo tomarás como una costumbre.La gratitud se habrá convertido en una parte de tu ser.

“La gratitud puede transformar lo que tenemos en suficiente, una comida en un banquete, una casa en un hogar, y un extraño en un amigo. Por muy difíciles que sean tus circunstancias, estoy seguro que siempre existe algo por lo cual puedes estar agradecido.”

Ser agradecido vía Daily Mail





  • 878
    Shares