Señales corporales de tentaciones

Cada ser humano tiene una o varias debilidades – sería demasiado largo enumerarlas – y las posibilidades de sucumbir alas tentaciones no faltan: todo contribuye para despertar en él la glotonería, la sensualidad, la frivolidad, el afán de lucro, la agresividad… Aquél que desee vencer sus debilidades, debe buscar los signos que le anuncian la llegada de la tentación. Descubrirá que estos signos son siempre los mismos y que son como una advertencia. Que se analice y que busque en qué ocasión sucumbió y con qué signos la tentación empezó a
insinuarse en él.

Estos signos pueden ser un movimiento de impaciencia, una sensación en el plexo solar, un pensamiento que pasa por su cabeza, una imagen que se presenta ante él, etc. Siempre hay signos que os advierten que la tentación se acerca. Son diferentes según las personas, y sois vosotros quiénes debéis tomar conciencia de cuáles son. Cuando hayáis descubierto por fin estos signos precursores, podréis haceros dueños de la situación porque, en cuanto aparezcan, ya sabréis que debéis aumentar vuestra vigilancia.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

plexo

También en soyespiritual.com:   Las consecuencias devastadoras de tener una madre que no te quiere
Cerrar menú

Comparte con un amigo