Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Revelando el Equilibrador de todos los Cuatro Cuerpos: El Cuerpo Emocional

w0000044

Por Kahu Fred Sterling

Tradución: Fara González

Es fácil explicar el cuerpo físico, mental y espiritual; sin embargo todos se esfuerzan por tener una clara definición para el cuerpo emocional. ¿Tiene este esfuerzo algo que ver con la naturaleza compleja del cuerpo emocional? Después de todo, es a través del cuerpo emocional que podemos equilibrar los cuerpos físico y mental. Esto es impresionante.

El trabajo con el cuerpo emocional es más importante de lo que podamos darnos cuenta. El cuerpo emocional solo conoce el amor, y en esta dimensión el amor el amor es algo difícil de manejar, porque es condicional y a veces está conectado con el cuerpo mental. Cuando experimentamos amor verdadero, tenemos mucho mayor acceso al poder de nuestro cuerpo emocional, el cual es el equilibrador supremo de los otros cuerpos y nos brinda la energía para crear.

Cuando amamos, cuando estamos verdaderamente en nuestro cuerpo emocional, nuestros pensamientos fluyen fácilmente de uno al otro a través de nuestra emoción al natural. Otro ejemplo del poder del cuerpo emocional que fluye es ese milisegundo entre el sueño y el despertar cuando existe un momento de claridad. Si no nos aferramos a el, puede escaparse. Cuando permitimos que nos evada, perdemos nuestro equilibrio.

Lo sepamos o no, el cuerpo emocional es un área pequeña de energía magnética que rodea nuestro cuerpo físico. Nos separa de las determinaciones de nuestro mundo mental. Si dedicáramos solo un poco de tiempo al cuerpo emocional, no necesitaríamos sentarnos a llorar; en su lugar encontraríamos el coraje para avanzar un paso más en el sendero.

También en soyespiritual.com:   Las consecuencias devastadoras de tener una madre que no te quiere

Ahí está mis amigos, otra aventura hacia el mundo de nuestra verdad. En nuestro momento de soledad, descubrimos cómo unir nuestros cuatro cuerpos para llegar a un nuevo nivel de alerta consciente.

2012 Fred Sterling

Cerrar menú

Comparte con un amigo