Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El regalo del Zen

Ver las cosas como son en su totalidad sin clasificar como bueno o malo.

Aprender a estar presente con todos los sentidos en cada uno de los acontecimientos que vivimos.

Destacar de cada experiencia un aprendizaje sin permanecer por mucho tiempo en la emoción, pues cabe resaltar que esta disciplina nos invita a vivir sin apegos pero con responsabilidad.

Desarrollar la intuición llevándonos a un estado de “no pensamiento” en el que corresponde sentir y dejar a un lado la mente racional.

Dejar fluir con naturalidad cada una de las situaciones que se nos presentan bajo el orden y el ritmo en que la vida no lo da.

Vivir sin esperar nada de los demás y tomar como un regalo lo que la gente pueda brindarnos a su manera y a su tiempo.

Dar nuestro mejor esfuerzo en el trabajo.

Desarrollar la compasión y ser servicial con los que me rodean.

Recordar siempre la UNIDAD siendo consciente de lo que mis acciones pueden provocar.

Estos son algunos de los beneficios que tenemos como regalo cuando practicamos el ZEN una vez que practicamos sin esperar que algo específico suceda, solo entregándonos a la experiencia.

Escrito por Ana Rocha.

zen

También en soyespiritual.com:   Maneras en que la gente falsa te manipula para que confíes en ellos
Cerrar menú

Comparte con un amigo