Tu habilidad para levantar la mano y la vida que fluye a través del sistema nervioso de tu cuerpo es Dios en Acción.

Cuando camines por la calle piensa por un momento:

«Esta es la Inteligencia Divina y el Poder que me hace caminar, y ésta es la Inteligencia que me dice a dónde voy». Verás que ya no es posible que continúes sin comprender que cada movimiento que hagas es Dios en Acción. Cada pensamiento en tu mente es Energía Divina que te permite pensar. Ya que sabes que éste es un hecho indiscutible (ya que no tiene discusión posible) ¿por qué no adorar y dar plena confianza, fe y aceptación a esta Magna Presencia de Dios en cada uno?

“Amados estudiantes, traten de utilizar esta forma sencilla de recordar a Dios en Acción dentro de ustedes”.

Libro de Oro de Saint Germain

Publicado   por  “Isis   Alada”

saint germain

Lea:   Cómo empezar de nuevo cuando tiene un mal día
Menú de cierre

Send this to a friend