De todos aquéllos que destacan por sus capacidades intelectuales, artísticas, psíquicas, etc., se dice que tienen un don. ¿Qué es un don? Es una entidad espiritual que ha penetrado en un ser para trabajar a través de él. Claro que no habrá muchos especialistas del cerebro que admitan que los talentos, las capacidades, son entidades que habitan en los humanos. Sin embargo, la prueba de que no son los humanos los que hacen estas maravillas, si no otros a través de ellos, es que pueden perder su don. Esto ya les ha sucedido a muchos: los desórdenes a los que se sumieron les hicieron perder sus dones, y las entidades que habitaban en ellos les abandonaron.

¿Queréis que entidades superiores vengan a manifestarse a través de vosotros bajo la forma de cualidades, de talentos? Invocad a la luz, a la armonía, a la paz: éstas son las condiciones indispensables para atraer a estas entidades. Están ahí, esperan, y cuando ven que un ser ha sabido prepararles una morada digna de ellos, ¡con qué alegría penetran en él para enriquecerle, para embellecerle, y para enriquecer y embellecer también a los demás a través de él!

Omraam Mikhaël Aïvanhov
surfista

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend