Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Qué pasa con el mal?

image

Qué es el mal? Usted sabe que es una falsa creencia sobre los hijos perfectos de Dios o sobre Su universo perfecto. Una creencia falsa tiene que recibir la energía de una carga de temor; de lo contrario, no tendrá efecto. Una declaración negativa o una sugestión en la que no creemos, y que por lo tanto no podemos temer, no nos puede lastimar. La causa de todos nuestros problemas son los pensamientos negativos que se albergan en la parte subconsciente de nuestra propia mente. Cada uno de esos pensamientos está compuesto por una creencia falsa y una carga de temor.

Todos sabemos que la oración sana al destruir al mal, pero a veces la gente se pregunta qué ocurre con el mal. ¿ A dónde va?

Resulta fácil entender la respuesta a la pregunta cuando uno sabe que cualquier pensamiento no es más que una vibración de la mente. Los buenos pensamientos son vibraciones más altas, más finas, y los malos pensamientos son más bajos y más groseros. El pensamiento no es otra cosa que vibración. La oración detiene la vibración mental en ese preciso momento, termina la vibración y allí concluye el asunto. Usted seguramente ha visto y ha escuchado un diapasón que al vibrar , produce cierta nota. Detenga la vibración con un dedo y la nota cesa. ¿Qué ha pasado con la vibración? Era solamente un movimiento y el movimiento se ha detenido. Eso es todo.

Si somos lo bastante necios como para repetir los yerros que causaron nuestro problema, si de nuevo caemos en el miedo, la crítica, la lástima a uno mismo, etc, iniciamos , desde luego, una vibración similar y surgirá de nuevo el problema, pero no es el viejo problema “de vuelta” , sino una nueva versión que hemos estrenado.

También en soyespiritual.com:   ¿Estás seguro de que deseas encarnar en la Tierra?

No tenemos seguridad de alcanzar la salud y la felicidad a menos que nos entrenemos para concebir solo pensamientos armoniosos.

Es su conducta mental la que determina el carácter de su vida.

Emmet Fox

Cerrar menú

Comparte con un amigo