¿Sabes? No sé qué duela más… Si amarte y no tenerte, o amarte y tener que dejar de hacerlo…

No sé qué cuesta más trabajo a estas alturas… Si amarte como lo hago u olvidarte de una vez por todas.

Hoy desperté con la firme idea de sacarte de mi vida, no volveré a escribirte, a leerte, a atender tus llamadas; no quiero ver más tu cara y menos escuchar tu voz…

Esa voz que muchas veces me dijo: TE AMO. Esa voz que me dio aliento y ánimo en mis días más grises. Esos ojos que me miraban con tanta ternura y amor… Pues tonta no soy, sé descifrar esa mirada idiota de un hombre enamorado, tus ojos no mentían.

Pero…  ¿Sabes? Tengo que alejarme de tu vida, el destino me jugó una mala pasada, llegué tarde a tu vida y en un mal tiempo. No debí enamorarme de ti, no debí pensarte. No debí imaginar mis días a tu lado.

No tienes idea de cuánto te amo… Jamás lo entenderías…

despedida

¡Cuán grande es mi amor por ti! Es tan grande que ni yo lo entiendo, aun mi corazón no logra asimilar cuándo, ni cómo te aferraste a permanecer ahí.

No sé qué haré sin ti… No sé cómo empezar a olvidarte amor. Lo primero que hago al despertar es pensar en ti, y antes de dormir, sólo le pido a Dios que te encuentres bien…

Tal vez te duela mi adiós, te preguntarás mil cosas tal como yo; y te diré que no me rendí, no dejé de amarte ni un instante… Simplemente me canse de soñar, de esperar y de crear un mundo perfecto a tu lado. El amor no es egoísta, el sacarte de mi vida no solo te dolerá a ti, sino que me duele aun más a mí.

¿Y sabes amor? Permíteme nombrarte una vez más así… No te guardo ningún resentimiento, es todo lo contrario, tengo tanto que agradecerte, me enseñaste tantas cosas; entre ellas a amar sin medida, sin esperar esperar algo de vuelta. Me devolviste la confianza, armaste un corazón roto y le brindaste latidos nuevos. Le diste un aire nuevo a mi vida, me hiciste reír con tus ocurrencias, pero sobre todo: me hiciste feliz.

No sabes cómo duele dejarte ir, y más cuando no te has ido del todo… Aún tengo grabada tu sonrisa en mi mente, aún escucho el eco de tu voz, tu aroma aún está sobre mi piel y tu amor sigue latente en mi corazón.  Y aunque el corazón no tiene mente y no obedece órdenes, éste, el mío, es el más terco y aferrado en cuestiones de amor.

Amor, no soy una cobarde, porque cobarde es aquel que no se atreve a lanzar una mirada de amor o una palabra dulce. Cobarde es aquel que cuida tanto su corazón, que sin darse cuenta lo ha convertido en piedra, cobarde es el que huye del amor… El que no se arriesga.

Cobarde es el que se da por vencido sin antes intentarlo, el que no se permite amar…  Y yo no soy cobarde, porque yo me he arriesgado contigo, lo intenté todo… Y no cuidé mi corazón, se enamoró exageradamente, sin medida. No bajé la guardia, ni asomé alguna bandera blanca, simplemente tengo los pies puestos en la realidad, aunque todavía sueñe contigo.

Y si tienes dudas de mi amor, no tiene caso decirte más, la prueba más grande es que te estás llevando mi alma entera contigo, y me has dejado sin nada… Sólo con recuerdos.

Decidí, sacarte de mi vida… Ya no te harás presente en mis días, ni en mis noches; el teléfono ya no sonará más. Sin embargo, no te vas del todo, porque aún estas anclado justo a un costado mío… Sí, estás en mi corazón, y de aquel lugar te irás con el tiempo; porque aunque te vayas de mi vida hoy, de mi corazón te irás después.

¿Sabes cuál es mi esperanza? Que cuando tu estés feliz, te acordarás de mí, y entenderás que mi amor fue de lo más verdadero. Y no me dejas herida, ni con el alma hecha pedazos; me dejas satisfecha, porque te di todo, sin guardar nada… Sencillamente me enseñaste a amar.

Hoy al escribir esto, tuve tantos sentimientos, porque estoy escribiendo la última página de mi historia contigo, para mañana empezar una nueva, en blanco. Porque así como he superado tantas cosas, estoy segura que así te superaré en mi vida, tarde temprano sólo serás un recuerdo y un aprendizaje más en mi. Y sólo quedará el fin de esta nota.

ADIÓS AMOR…

M. Red.

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend