perfecto

A veces es difícil abrirse y dejar entrar a otros, pero sucede que esto es un ingrediente esencial para incrementar nuestra plenitud.

Unir fuerzas, ya sea en el trabajo, en las amistades o en las relaciones, es como podemos alcanzar mucho más. Lo que podemos hacer solos es limitado, pero lo que podemos lograr con otros no tiene límites.

Todos debemos esforzarnos por ser mejores con cada día que pasa, pero no necesitamos convertirnos en seres humanos perfectos para que alguien nos ame. Todo lo que necesitamos hacer es comenzar a amarnos a nosotros mismos justo ahora, tal y como somos el día de hoy, ¡con nuestros defectos y todo!

Cuando sabes que no tienes que ser perfecto para nadie, a alguien le parecerás perfecto como eres.

 

Yehuda Berg

Lea:   Cómo empezar de nuevo cuando tiene un mal día
Menú de cierre

Send this to a friend