Pequeños esfuerzos cotidianos

pasos
“El que entra en un conservatorio para empezar el estudio del canto, o de un instrumento de música, no se imagina que unos meses después será capaz de cantar en la Ópera o de dar conciertos. Pero entonces, ¿por qué, desde los primeros pasos que dan en una escuela iniciática, algunas personas se imaginan que hablarán con los arcángeles, que gobernarán las fuerzas de la naturaleza, curarán enfermos, viajarán por el espacio, etc.?

Sobre este tema reina una gran confusión en la cabeza de muchos espiritualistas. Las palabras «iniciación», «escuela iniciática», les hace pensar, la mayoría de las veces, que van a recibir una enseñanza que les dará rápidamente facultades y poderes sobrenaturales. No, la enseñanza que recibirán les pedirá, en primer lugar, que emprendan un trabajo sobre sí mismos para llegar a disciplinar su cuerpo físico, sus sentimientos, sus pensamientos, y este trabajo exige que acepten
modestamente hacer cada día pequeños esfuerzos. Son estos pequeños esfuerzos cotidianos los que van a llevarles muy lejos, pero deben empezar por trabajar sin esperar inmediatamente grandes resultados.”

Sígueme en Facebook

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión
Menú de cierre

Comparte con un amigo