amar

 

Escuchar mejor. Ocuparnos más. Estar allí. No son los grandes cambios, sino los pequeños en nuestra vida diaria los que marcan toda la diferencia.

Con pequeñas formas para amar más, grandes cosas ocurren.

Nuestras palabras cuentan. Éstas tienen el poder de elevar a alguien o de derribarlo.

Antes de que hables, pregúntate a ti mismo: ¿Es Verdad? ¿Es de ayuda? ¿Es necesario? ¿Es bondadoso?

La mayoría de nosotros pasamos gran parte de nuestras vidas plagados con nuestras inseguridades, nuestras fallas, nuestros comportamientos negativos y nuestras adicciones. Si nos enfocamos sólo en lo negativo, será difícil alcanzar todo lo que estamos destinados a hacer en este mundo.

Si dedicamos la mitad de nuestra energía en enfocarnos en lo que es bueno dentro de nosotros en lugar de lo que está mal, deberíamos ver una película mucho más realista de nosotros que nos permita alcanzar mucho más. 

Yehuda Berg

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Es más fácil obtener, que conservar
Menú de cierre

Send this to a friend