Paz al Mundo

image
Dios Dijo:

Despertad dormilones. Este es el amanecer de una nueva civilización en la Tierra y cada uno de ustedes hace parte de ella. Ustedes son ciudadanos del mundo y precursores del Cielo. Ustedes han nacido a un auspicioso tiempo a nivel humano y han hecho su arribo en Tierra como una bendición desde lo alto. Piensen por un momento: ¿podría ser de otro modo? Acepten que ustedes son portadores de paz para el mundo que ha estado implorando paz.

¿Qué es la guerra sino un grito de paz?

¿Por qué se enfatiza sobre la paz igual que sobre la guerra?

Cuando no se conoce la paz, la agitación hace ebullición y crece dentro de la guerra. Algunos parecen anhelar la guerra pero ellos están jugando consigo mismos. Ellos han fantaseado con un enemigo y han conjeturado que terminar con sus enemigos es la solución para la paz.

La paz es un estado mental. La guerra también lo es.

Ustedes podrían apacentar en verdes pastos y aún sentir emociones beligerantes. Ustedes podrían estar en medio de la guerra y aún permanecer en calma. ¿Consideran ustedes que pueda alguien sentirse en calma durante la guerra? ¿Un cirujano, quizás? El no puede estar frenético ni siquiera en medio de la guerra. Imaginen entonces que son el cirujano y viven en calma. Incluso, sintiéndose en paz, pueden recordarse a sí mismos permanecer calmados. Si alguien puede tener ecuanimidad, ¿por qué no ustedes? Y ¿por qué no ahora?

El fin a la guerra es la paz. Luchar no es poner un fin a la guerra. Es el inicio y la continuidad. El hecho de deponer las armas no significa que reine la paz.

Lea:   11 citas para poner fin al pensamiento excesivo

En este relativo mundo de opuestos, ustedes se sienten frecuentemente atraídos para hacer frente a la oposición. Así ustedes digan que no, se sienten iluminados por ello. Su sangre fluye. Se ponen en alerta. Sienten el fuego interno. Se sienten como un luchador con sus puños de plomo. Encuentran oposición a través del estímulo.

Los convenios, sin embargo, generan un tipo diferente de animosidad. ¿Qué es un convenio sino un acuerdo para quedar en paz, incluso aunque no reine una total armonía? Ustedes saben que no es necesario convenir con todo. No es necesario convenir con todo pero sí vivir en paz. La paz es vuestra. Ofréndenla. La paz es menos dramática. Ustedes no pueden fomentarla. Solo pueden tomar conciencia de ella y abrigarla dentro de sí.

Permitan que su vida sea como ese esperado fin de semana. El fin de semana es el tiempo dedicado al gozo y al descanso. Permitan que toda su vida sea como un fin de semana. Permitan que toda su vida sea un arroyo burbujeante en lugar de rápidos sobresaltos. Permitan que la vida sea, Amados. No comanden sobre ella. Ustedes no requieren verse atiborrados.

Si no se percibiese la necesidad de controlar, ¿podría existir la guerra? Si ustedes diesen más de sí que su servicio de apoyo a la idea de la libertad, ¿no estaría el mundo libre y libre de guerras? Libérense de la guerra ahora mismo.

Visita Wadie.com

¿No es posible que ustedes tengan más confianza de la que ya tienen? ¿Mayor confianza en sí mismos? Incluso si ustedes no confían en el mundo, ¿podrían confiar en sí mismos y en sus capacidades Divinas dadas a ustedes por el cielo para brillar en el mundo? Irradien simplemente la forma como viven sus vidas. Ustedes están irradiando algo justo en este instante. La vibración de sus pensamientos está más allá de todo alcance. Piensen más en la paz que en la guerra.

Lea:   12 cosas de las que ya no deberías avergonzarte

Hacer el feo a la guerra no genera paz. La paz genera paz. Sean sus propias aguas quietas sobre las cuales puedan reposar. Declaren la paz justo ahora. Decreten silentemente la paz al mundo.

Amados. Ustedes son responsables de sí mismos y de la paz o de la confusión que puedan abrigar. Ustedes son responsables tanto con el mundo como para conmigo. Esto no quiere decir que deban sentirse mal. Es para que tomen conciencia de su propio poder. Yo elijo traer la paz al mundo. Ofréndenla.

 

Copyright © 1999-Ahora Heavenletters™
Heavenletters™ — Helping Human Beings Come Closer to God and Their Own Hearts
Gloria Wendroff, Overseer
The Godwriting™ International Society of Heaven Ministries
703 E. Burlington Avenue, Fairfield, IA 52556
Email angels@heavenletters.org
Visit www.heavenletters.org
Subscribe to Heavenletters by the hat!
Download the free e-book 10 Magnificent Heavenletters
Buy Heavenletters, Love Letters from God, Winner of Chelson 2004 Inspiration Book Award at Amazon
Join NEW Heavenletters Community Forum : A meeting place for Conscious People
Email Heavenletters to your friends by forwarding this email to them.
Your donations and support help spread the Light of Heaven.

Menú de cierre

Comparte con un amigo