Nosotros enseñamos a la gente a cómo tratarnos

Me encanta como últimamente planeo alguna actividad y la vida termina sorprendiéndome, tenía la intención de practicar mi inglés por lo que tome un libro que había sido un regalo de mi querida hermana, simplemente había estado ahí empolvado esperando por transmitir algo.

El título es:El libro de Coraje de la mujer, De la escritora Sue Patton, esta mujer es una maravillosa terapeuta, específicamente en este ejemplar comparte vivencias  de sus pacientes guiadas enseguida por una meditación para ayudar a amar esa parte que nos crea incomodidad, para ayudarnos a vivir en mayor plenitud.

En mi caso este fue el capítulo que toco una parte de mí que parecía esconderse:

“Enseñando a otros a como tratarnos “

“Un problema grave de muchos de nosotros es la falta de habilidad para aceptar nuestro propio valor. En algún nivel profundo creemos que no somos dignos o merecedores de éxito, felicidad o de tener relaciones de apoyo y amor.

Hay un viejo refrán que dice  “nosotros enseñamos a la gente a cómo tratarnos”. ¿Tú enseñas aquellos que están a tu alrededor a tratarte con respeto? Cuando nosotros creemos que no somos dignos, las demás personas nos tratan de acuerdo a esto, pero cuando nosotros creemos que somos dignos de ser bien tratados, no aceptamos nada menor que nuestro valor.

Lo creamos o no, somos valiosos, nuestro reto es descubrirlo y tratarnos bien a nosotros mismos, como nos gustaría que los demás nos trataran.

Recientemente una querida amiga, descubrió que estuvo gritando silenciosamente a los hombres: “como te atreves a tratarme de la forma en la que yo me siento acerca de mi misma” ahora que ella se ama y acepta como es, otros incluso hombres, también la aman.

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión

Tú también puedes sentirte merecedora de un buen trato. Cierra tus ojos y recuerda algún tiempo o situación cuando te sentiste valorada y aceptada por ti misma y otros. Si no puedes recordar, inventa una escena.

Permítete llenarte de ese maravilloso sentimiento de ser tratada bien y con respeto, afírmate que mereces este excelente trato.

enseñamos a la gente a cómo tratarnos

Deja que el sentimiento se filtre en tus células del cuerpo, que se  deleite en tu ser.

Luego sosteniendo ese sentimiento como manto, imagina un tiempo cuando fuiste maltratada, para cambiar la escena incomoda, usa esa sensación de merecer ser tratada bien. Insiste en recibir solo comportamiento de respeto, sino es posible en la visualización, muévete de esa escena, todos merecemos ser bien tratados”.

Merezco ser bien tratado.

Acepto solo comportamiento de respeto hacia mí.

Tengo el coraje para enseñar a la gente a tratarme bien.

Este sencillo ejercicio movió algo que estaba por ahí perdido, había aprendido a repetir lo que me paso en la niñez. Como si un pequeño botón que estaba generando exigirme demasiado fue desactivado al leer este ejercicio.

En mi mundo una forma de ser bien tratada era obteniendo altas calificaciones en la escuela, aprendí a buscar aprobación a través de dar resultados, así se generó en mi sistema una estrategia mental de que sería bien tratada si generaba buen rendimiento.

Sígueme en Facebook

Dejar de buscar aprobación para recibir amor es muy liberador

Con este botón señalado empiezo a verme en el espejo todos los días diferentes, iniciar conmigo tratándome bien está haciendo un parte aguas, sobre todo darme cuenta que me estaba exigiendo demasiado.

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión

¿Cómo te atreves a tratarme de la forma en la que yo me siento acerca de mi misma?

Estas palabras han sido magia para seguirme descubriendo.

El amor siempre ha estado ahí para vivirse todos los días, es solo la mente y los programas aprendidos lo que me separa de experimentarlo.

A veces es solo darme cuenta de lo que ya no quiero en mi vida, para enfocar mi atención en lo que si, mi verdadera  esencia aparece por si sola, paz, amor.

via Gran Hermandad Blanca

Menú de cierre

Comparte con un amigo