madre

No estamos solos en este viaje, ni tampoco estamos sin recursos. Una de las formas en las que regresamos a nosotros mismos como la familia divina humana es a través de las nuevas generaciones de niños que han estado entrando al planeta en una cantidad sin precedentes. ¿Han notado cuántos nacimientos múltiples hay hoy en día? Estas nuevas almas están apurándose a ingresar al planeta para participar en esta experiencia épica con nosotros. Y una cosa que vemos es el re-equilibrio de la energía polarizada masculina y femenina, a través de los hijos que están creando conexiones nuevas, amorosas y cercanas con sus madres.

No seas irrespetuoso con tu madre

Una conversación reciente con uno de mis hijos, quien no siempre concuerda conmigo en ciertos temas y que a veces descarga su frustración conmigo, fue así:

Hijo: Todos mis amigos coinciden en que mi padre se comporta como un idiota.

Yo: Concuerdo en que él no es muy razonable. Me pregunto que piensan ellos con respecto a algunas de las cosas que te digo.

Hijo (en un tono muy serio): Mamá, hay una diferencia entre la madre y el padre de un chico. Puedes decirle idiota a tu padre pero no puedes hacerle eso a tu mamá. Y ninguno de mis amigos sería irrespe con mi mamá, eso no se hace. Tampoco se los haría a ellos. Eso sería realmente descortés. No puedo creer que tú no sepas eso. (irrespe es la abreviatura de irrespetuoso).

Yo: Realmente me complace saberlo, así que ¿quizás la próxima vez que yo te diga algo que no te guste tú no estarás en desacuerdo conmigo?

Hijo: Puedo no concordar contigo pero de todas formas te respetaré y no hablaré de ti con mis amigos.

Hmmm, un doble estándar, sin duda, pero hoy en día hay una relación muy diferente entre hijos y madres, lo veo a mi alrededor todo el tiempo. Hay una intimidad entre los muchachos y sus madres que es muy diferente a la de otras generaciones. Los muchachos están deseosos de ser amorosos, dulces, vulnerables y abiertos, lo cual difiere mucho de las generaciones anteriores. Ellos necesitan este tipo de relación con sus madres y es parte del regalo que traen al planeta, el re-equilibrio de las energías masculinas y femeninas, a partir del desequilibrio creado como parte del Paradigma Atlante.

¿Se han dado cuenta que los deportes previamente violentos son ahora menos violentos, se presta más atención al riesgo de lesiones permanentes y que los muchachos son menos propensos a practicar estos deportes en formas competitivas? Hoy muchos no tienen el impulso de ganar sin una dosis equivalente de equidad y compasión. Están más interesados en la conexión que en la competencia, en compartir que en apropiárselo todo. Y están más preocupados por los beneficios sociales y están conscientes del sufrimiento de los demás porque son empáticos y quieren ser parte del movimiento dirigido a la creación del bien en el mundo. Veremos mucho más altruismo a partir de estas generaciones que quieren ser parte de un movimiento transformador que está cambiando a la humanidad.

Evolucionar hacia una expresión más elevada de nuestra humanidad requiere la introducción de diferentes energías que no se sienten cómodas con las ‘viejas’ formas. Su tarea no es fácil porque tienen que ir más allá de lo que se espera de ellos (los muchachos serán muchachos) asumiendo una posición con respecto a lo que quieren cambiar. Pero esto va más allá de sólo querer cambiar, ellos no están diseñados energética y emocionalmente para encarnar los viejos paradigmas masculinos.

Ellos tienen un equilibrio energético y frecuencia diferentes y colocan la compasión y la conexión primero, aún si esto significa que no les interese ganar (o estén dispuestos a defender su derecho a intentarlo), tanto como a divertirse y disfrutar en el proceso.

Con el tiempo, la sociedad se ajustará a estas nuevas energías, y ya hemos visto que muchos de estos cambios están ocurriendo. Mi corazón se siente feliz cuando veo las interacciones entre los hijos y sus madres, y observo la bondad, compasión y vulnerabilidad de ellos.

Sus corazones están abiertos de par en par y, a su manera serena, desde el alma, ellos darán los pasos para crear el paradigma en el que quieren vivir al ser observadores silenciosos del status quo y resistiéndose pasivamente al no participar en lo que no les parece bien.

Les preocupa menos lo que el mundo piense de ellos que lo que saben que necesitan hacer en el mundo. Y tendrán éxito porque tienen madres amorosas, que respetarán, reconocerán y animarán su percepción y su aporte (la mayor parte del tiempo), quienes los alentarán para que sean las almas amorosas y compasivas que son.

Derechos de autor © 2014 por Jennifer Hoffman. Todos los derechos reservados. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje siempre y cuando mencionen el nombre del autor e incluyan el vínculo a http://enlighteninglife.com

Traducción: Fara González

Edición: Susana Peralta

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend