Tener deseos de superación y sueños por cumplir es señal de que tu sistema energético se encuentra funcionando de manera normal. Es tan natural el deseo de avanzar, que no tenerlo, es indicio de un importante abatimiento interno.

No obstante, a veces hay aspectos de nuestra vida que perecen estar más cerrados que otros. Por más intentos que hacemos, las cosas siguen igual y a veces parecen ir empeorando. Es allí cuando nos preguntamos qué es lo que estamos haciendo mal o qué es lo que no estamos entendiendo.

Demasiadas veces nos preguntamos qué podemos hacer para solucionar estos problemas, pensando que una determinada acción nos pueda traer la solución. Pero “actuar” es la última parte de la ecuación. Antes de actuar es necesario prestar atención a nuestras voces interiores que están hablando dentro de nosotros. Nuestras voces internas tienen siempre la respuesta que buscamos.

Presta mucha atención a lo que estás diciendo en este momento frente a la situación que puedas estar experimentando.

¿Piensas que es difícil de solucionar?

La dificultad se encuentra en no poder tomar consciencia de las dos voces interiores que dividen tus energías en dos líneas opuestas. Una dice que es posible y que es normal disfrutar de la solución, pero la otra voz dice que es difícil, que no puedes, que no sabes hacerlo, que no tienes los medios, que la realidad es muy dura, que el mundo es muy competitivo y muchas cosas más.

En estas últimas frases se encuentra la clave de tu problema sin solución. Parecen ser frases verdaderas, pero no los son y si les prestas atención creyendo que son reales, ya has encontrado la pieza que te faltaba para solucionar tus problemas. Todo aquello que nos limita no es real.

Lea:   Las canas son una corona de honor ¡Acéptalas!

Aunque no sepas cómo se van a dar las cosas, aunque no sepas cómo vas a saber hacerlo, aunque no sabes de dónde podrán llegar los medios y las personas que necesitas, aunque los que te rodean no te ayuden, aunque el mundo parezca tan escabroso, aun así, nada de eso puede detenerte, porque en tu interior se decide lo que podrás ver allá a fuera en tu realidad.

Si decides que abrirás el camino entre la selva oscura, así lo harás. La voz que te dice que eso no es posible, es la voz que detiene tus logros. Todo lo que veas en tu realidad física dependerá de cuanto obedezcas a esa voz que se opone a tus logros. No olvides que tú eres el creador de tu realidad. Lo que dices dentro de ti, es lo que serás capaz de generar en tu medio físico.

La voz que te niega las cosas buenas se ha venido gestando de las miles de voces que has escuchado en tu pasado y de las muchas experiencias frustrantes que has vivido. Si solo hubieras escuchado palabras de halago hacia ti, no existiría en tu interior la voz que te dice que no puedes. Se trata de un recuerdo, de un mal recuerdo, de un concepto equivocado de quien eres en realidad.

Limpia tu imagen de todos aquellos conceptos errados y podrás unificar tu voz interior solo a la verdad, para que así puedas crear la realidad benigna que has andado buscando.

Prestar atención a tus voces internas es el camino más corto para llegar a donde quieres y aun mucho más allá. No niego que el trabajo es arduo, lo sé por experiencia propia. Muchas veces esas voces nos hablan sin darnos cuenta del engaño que contienen. De eso se trata este proceso de evolución, para el cual solo requieres ponerte atenta atención con infinito amor hacia ti mismo.

Lea:   Cómo ser positivo en 10 pasos fáciles para salir de la depresión

La realidad benigna que buscas primero la debes encontrar dentro de ti, en esa alineación de tus voces interiores. No puedes encontrarla a fuera antes de que tengas voces benignas hacia ti.

Coaching para alinear tus voces internas y conseguir cambios

Patricia González

Lectura del Aura, Consulta Virtual, Coaching

www.evolucionespiritual.com

Envía tu consulta a patricia@evolucionespiritual.com, responderé lo más pronto posible.

pensando
mohammadaasim / Pixabay
Menú de cierre

Send this to a friend