Siete maneras de navegar por tu turbulencia emocional

navegar por tu turbulencia emocional

Por mucho que lo intentemos, no podemos evitar que nuestros estados de ánimo cambien. Las emociones fluctuantes son una parte del ser humano. Aunque puede ser difícil entender qué causa los cambios de humor, podemos elegir enfrentarnos a ellos con apertura y conciencia. En este video de La Escuela de la Vida, el filósofo Alain de Botton explica siete maneras de manejar el constante cambio de sus estados de ánimo.

Cómo navegar por la turbulencia emocional

1. Acepte su vulnerabilidad

Reconozca lo vulnerable que es usted y su estado de ánimo a las cosas aparentemente pequeñas, como los comentarios sarcásticos o el mal tiempo. La sensibilidad no es motivo de vergüenza. Aunque tu piel no sea tan gruesa como te gustaría, no deberías sentirte menos que por tus emociones.

2. Edita tu vida social

Los amigos que afectan a tu bienestar pueden definitivamente afectar a tu estado de ánimo. Es importante aceptar que puedes tener algunas relaciones que son más difíciles que otras. Considera la posibilidad de distanciarte de las situaciones sociales que te causan estrés en este momento.

3. Cultive relaciones que fomenten la vulnerabilidad

A menudo la mejor cura para el mal humor es rodearse de personas que ofrezcan apoyo. Acude a amigos y familiares que fomenten tu sentido de pertenencia. La persona adecuada comprenderá tus defectos e incluso puede ofrecerte un vistazo a los suyos.

También en soyespiritual.com:   Ignorando las banderas rojas

4. Honra tu cuerpo

Si queremos admitirlo o no, el tiempo que hemos dormido, la cantidad de agua que hemos bebido, y la cantidad que hemos comido hoy, todo juega un papel en nuestro estado de ánimo. En algún nivel, todo lo que pasa por tu mente está relacionado con lo que pasa en tu cuerpo. Cuida especialmente tus necesidades físicas básicas, y no dudes en comprobarlo contigo mismo tan a menudo como sea posible.

5. Distánciate de un estado de ánimo desagradable

Cuanto antes nos demos cuenta de que no tenemos un control total sobre nuestros estados de ánimo, más fácil será aceptar su flujo y reflujo. Cada sentimiento es un estado de ánimo pasajero, y en última instancia es tu elección reconocer un estado de ánimo como la verdad que coincide con tu realidad, o como un sentimiento que pasará. Sea lo que sea que decidas, debes saber que tu estado de ánimo actual no te define.

6. Sé amable contigo

Ahora más que nunca, la autocompasión es la clave. Date permiso para sentir cualquier emoción que haya surgido a lo largo del día. Recuérdese suavemente que tiene derecho a estar dondequiera que esté hoy, y que sus reacciones no son imperdonables, son simplemente humanas.

7. Recuerda que pasará

Cómo te sientes ahora mismo, desde la más alta felicidad hasta la más baja desesperación, nunca es permanente. Aunque no solemos tener la capacidad de cambiar el estado de ánimo por encargo, podemos notarlo y darnos cuenta de que no durará para siempre. En lugar de esforzarnos por escapar de nuestro estado de ánimo actual, podemos observar esas emociones con amabilidad y confiar en que cambiará de nuevo, como siempre lo hace.

Compartir en Facebook

Coimpartir en Whatsapp

Canal de Telegram