Una mente encerrada en los límites de la sociedad difícilmente sea creativa – Soy Espiritual