Las cosas buenas les llegan a los que saben esperar – Soy Espiritual