La verdad es que no dejé de quererte, solo dejé de insistir – Soy Espiritual