image

Sabemos que nuestro descontento es una parte importante de nuestro viaje espiritual. Aceptamos nuestros sentimientos de infelicidad con la comprensión de que ellos no son nuestro destino. Estamos destinados a ser productivos.

Los días anteriores han sido una considerable mirada retrospectiva a nuestro descontento. Ahora ya no miramos atrás, sino adelante hacia una vida de satisfacción, gozo y propósito.

Tres veces durante el día, haz una pausa y afirma silenciosamente: La satisfacción, el gozo y el propósito son mi destino. Empieza a establecer orden en tu vida y la habilidad de seguir hasta el fin tus compromisos al escribir el momento del día en que hiciste una pausa para declarar tu destino.

Primera vez: ______________________

Segunda vez: _____________________

Tercera vez: ______________________

Lea:   Cómo ser positivo en 10 pasos fáciles para salir de la depresión
Menú de cierre

Send this to a friend