La esencia del alma es la dicha

llama

La naturaleza, la esencia del Alma es la DICHA. Es dichosa porque pertenece enteramente a Dios y lo sabe, tiene un conocimiento total de ello.

Al hacer servicio, generalmente veo que no tengo deseos. Simplemente necesito saber adonde y con quién se me invita a estar.

Mi ministerio es servir a uno y a todos en el nombre de el Señor de todos nosotros.

Cuando dejamos de usar el intelecto de la mente y nos dirigimos a la sabiduría del corazón, accedemos al portal de la Divinidad, porque de nuestro corazón provienen la compasión y el perdón.

La esencia del verdadero servicio es la auto realización. En esa plenitud interior, no hay remordimientos ni disculpas. Siempre podrás mirar hacia atrás y ver adonde lo hubieses podido hacer mejor. Y siempre vas a poder mirar hacia adelante y ocuparte de hacerlo mejor. En el verdadero servicio, te ocupas del aquí y el ahora, con lo que tienes. Y sigues adelante con lo que se te presente a continuación.

Tú eres quien está a cargo de tu vida y tu vida se te da para que tengas elecciones mientras estás aquí. Si no haces esas elecciones en relación con lo que se te presenta, si desechas lo que te es presentado, en algún momento se harán para ti elecciones por omisión, en lo que esté disponible para tí en tu experiencia de vida.

Aquí hay cosas que son de una naturaleza menor. Y si no estuvieses intentando hacer lo mejor con las experiencias que están disponibles para ti, entonces estarías tendiendo hacia una experiencia menor. Por eso, es importante que te mantengas elevado y abierto a tu experiencia de vida, aún cuando llegue de forma que parece contraerte, ser limitante, temerosa o dolorosa de alguna forma. Confía en que puedes manejar lo que sea verdadero en tu vida.

Visita Wadie.com
Te puede interesar:   Las 18 reglas de vida del Dalai Lama que le ayudarán a organizar su vida

John Morton y John-Roger

Menú de cierre

Comparte con un amigo