La conciencia de Dios fluye por medio de cada persona

dios y angelesSe resume, siempre y por siempre, al compromiso contigo mismo. Y eso comienza cuando, diez billones de veces por día, diez billones porciento, te comprometes a la elevación y desenvolvimiento que son tu naturaleza espiritual.

Observas la acción de la vida de la misma manera en que observas una corriente de agua fluyendo hacia abajo por la ladera de una montaña.
Simplemente te sientas y la observas. No tratas de asir la última gota de agua que pasa.

Es igual que estar mirando el océano. No tratas de asir la última ola y cimentarla para que tenerla para siempre. Simplemente observas las olas ir y venir,
ir y venir.

No te aburres al mirar al océano,  porque tu ego no se involucra en lo que las olas hacen o dejan de hacer.

Estás observando.

La conciencia de Dios fluye por medio de cada persona. Si pudieses poner un pensamiento en tu mente y mantenerlo ahí constantemente, te encontrarías contemplando la faz de Dios y ese pensamiento único, sería: Dios es.

– John-Roger

También en soyespiritual.com:   Las consecuencias devastadoras de tener una madre que no te quiere
Cerrar menú

Comparte con un amigo