image

Si puedes mantener tu conciencia dirigida a la idea de servir, aunque puedas no saber lo que tienes que lograr con tu servicio, tu resultado final será la habilidad de servir y de dominar cualquier obstáculo en el camino de servir. Puedes saberlo y trabajar y estar al tanto de ello.  Y entonces alineas tu conciencia con el servicio verdadero, mediante el servicio realizado con amor y dicha.

Con frecuencia, sentirás al Viajero Místico como una presencia amorosa. No hay más que mirar adentro de tu corazón, porque es allí donde habita esta consciencia amorosa. Lo único que tienes que hacer, es estar abierto a esta presencia amorosa y aceptar y permitir que ella y la Luz te utilicen como un vehículo mediante el cual te expreses. Deja que La Luz y el amor fluyan a través tuyo y hacia todos los que te rodean: ¡Y tu copa se desbordará y tu corazón se llenará de gozo!

De esto trata el trabajar con El Viajero Místico: de conectarte con esa dicha y amor que son la marca del Espíritu.
 
Perdona cualquier cosa que necesites perdonar en otra persona, hazlo, porque en primer lugar, es importante restaurar a esa persona a la imagen original que te llevó a tener una relación con ella.

Se llama amor, amabilidad y consideración.

Restauras su imagen dentro de ti y luego intentas ayudarlo a restaurar la imagen dentro de si. En otras palabras, ayudamos a cada persona a despertar a la presencia Divina dentro de sí. Entonces la Divinidad habla. Y eso somos nosotros, no cada uno en forma individual, sino colectivamente.

– John-Roger

Lea:   Cómo empezar de nuevo cuando tiene un mal día
Menú de cierre

Send this to a friend