empatia

por Jossie Del Valle

Ponerse en el lugar de la otra persona,,,es una forma de describir la empatía, ser capaz de sentir como podría sentirse la otra persona o los que  rodean y con quienes compartes  en el viaje de esta vida.

Cuando el ego nos domina no somos capaces de ser empáticos, solo nos preocupa y nos importa nuestro propio bienestar,  y  pensamos en nosotros mismos o a lo sumo en esos seres especiales e inmensamente cercanos que conforman nuestro mundo mas personal.

Vivir para si mismo  cuan lejos se esta en esa forma de  concebir la vida de encaminarnos hacia  los caminos de la espiritualidad , que nos permiten hacer crecer nuestro interior, pulir nuestra alma y así poder ir evolucionando hacia planos superiores que nos acerquen a LA LUZ SUPREMA, a DIOS.

Si la empatía ocupara un lugar preponderante en nuestro modo de vivir, automáticamente se extinguiría la posibilidad de ofender, de actuar insensiblemente ante el dolor de los demás, ser avaro, ser ego centrista, apegados a nuestros propios intereses sin preocuparnos y ocuparnos de los demás, no habría que pedir perdón por  haber maltratado a alguien porque si te pones en el lugar de la otra persona imposible hacer daño o causar dolor a otras personas.

Empieza si aun no lo has experimentado a ponerte en el lugar de los demás de ante la duda  y previo a hacer o decir algo que lastimar plantearte si es o no coherente con la bondad  y a proceder  con bondad y equidad. Si te lo propones estarás dando pasos certeros hacia una vida mas pura, mas limpia de errores, mas espiritual y ello a su vez te encauza a sentirse contento y tranquilo con tu conciencia, que no es otra cosa que la voz de tu ser interior.

Sígueme en Facebook

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión

Cuando se es empático uno puede reconocer cuantas bendiciones tiene para su vida,  es capaz de comparar lo que ha tiene en  su vida, de que manera Dios le  ha provisto de ventajas y beneficios como la salud, la armonía familiar como quizás cosas que parecen básicas como tener un techo, comida trabajo, una familia  mientras otros no tienen hogar, comida techo y viven en soledad y en el abandono indiferencia de la sociedad.

La empatía es más  que una cualidad, más que un rasgo de personalidad una manera de encaminarnos hacia la paz del alma. Además, cuando se es capaz de ponerse en el lugar de la otra persona y en vez de perjudicarle por el contario intentar ayudarle, darle una mano en sus problemas o dificultades, estarás aportando a tu vida copiosas bendiciones y de manera especial  esa  sensación maravillosa de paz interior será tu  mayor ganancia siendo la paz el ingrediente principal de la autentica felicidad

Namasté.

Menú de cierre

Comparte con un amigo