Separarse de nuestra pareja es de manera frecuente la resolución más bastante difícil que podemos tomar, puesto que muy pese a lo rota que esté la relación siempre y en todo momento queda si bien sea un tanto de amor o bien costumbre, generalmente se busca la forma de recobrar el tiempo perdido, olvidar los malos ratos y continuar adelante, mas es complicado, demasiado complicado y sobre todo agotador el estimar salvar algo que muy en el fondo sabes que no tiene salvación.

Fatiga caer en la monotonía, de hacer las cosas por fuerza y de fingir que todo está bien. Agota pensar que el amor prosigue allá y que no se ha estropeado. Dejar ir a tu pareja puede ser realmente difícil, mas es lo mejor que puedes hacer a fin de que los dos consigan la dicha que poquito a poco se ha ido con su relación.Por eso, Okairy Zúñiga nos compartió una hermosa reflexión a fin de que pienses si es conveniente o bien no continuar tu relación.

“Me alejo de ti pese a que esta es una medida bastante difícil, Por favor, no debes opinar que lo hago solo por mi, lo hago por los 2, pues quizá ahora no lo comprendas, mas cuando tu psique esté fría y puedas resumir todas y cada una de las situaciones malas y monótonas que hemos tenido, te vas a dar cuenta que esto es lo mejor.

Hoy me alejo de tí para no perderme

Me alejo de ti por mi salud mental, para no perder quien realmente soy, a fin de que no te pierdas a ti pues en ocasiones es mejor dejar ir a la personas que amamos, es mejor hacerlo ahora que todavía hay instantes felices para rememorar. Las semanas anteriores a tomar esta resolución tuve mis dudas, me aferré a la idea que no sabría que hacer sin ti… mas entonces recordé que ya antes de ti tenía una vida.

Lea:   ¿Te sientes perdida después del Despertar Espiritual? No estás sola

Si, soñaba con estar en una relación donde el cariño fuera mutuo, que la vida en común fuera real y perdurable, mas me he dado cuenta que con el pasar del tiempo junto a ti todo se ha vuelto insalubre. No puedo negar que al comienzo de nuestra relación fui muy feliz, mas ahora todo ha alterado, por el hecho de que ahora me he dado cuenta que no veo mi vida al lado de la tuya.

Hemos pasado muchos instantes buenos y malos, te engaño si te digo que aguardaba una vida perfecta junto a ti pues eso sería muy inmaduro de mi parte, no obstante hemos llegado a un punto en el que son más las riñas que los instantes agradables y no importa cuantas veces afirmes que lo arreglaras, sencillamente ya no te creo. La confianza es la base de todas y cada una de las relaciones, y tu perdiste mi confianza ya hace un buen tiempo.

Sé y estoy consciente que con esto rompo tus ilusiones, mas no es justo que prosiga contigo y que solo uno de los 2 desee llevar la relación a flote. No es sano, no es justo, no es lo adecuado. El mejor regalo que te puedo dar, el obsequio que nos podemos dar… es la libertad.“

Comparte Hoy me alejo de tí para no perderme

Menú de cierre

Send this to a friend