¡Hoy es mi Día!

Windy Days

Esa debe ser la frase que debemos utilizar cada vez que nos despertamos, dar las gracias al Padre por un nuevo amanecer, por estar con nuestros seres queridos, otra oportunidad para encaminarnos a buscar nuestros éxitos, nuestros retos y ser definidamente un ser creador e integral, porque somos integrales porque tenemos la posibilidad de ir evolucionando e integrando nuevas facetas, nuevas experiencias y nuestro aprendizaje será mas rico en cosas maravillosas, como dije en un artículo anterior sol sumar.

No es fácil vivir parte del aprendizaje es ese crecer, adquirir o integrar a nuestra vida todo aquello que nos servirá de trampolín para encontrar el amor, la riqueza, la amistad porque fuimos creado a imagen y semejanza del Padre ya con ese legado lo único que tenemos es trabajar por ello, por eso que cada día nuevo por vivir es ganancia, sin importar si el aprendizaje fue bueno o malo, porque si fue bueno, excelente, nos dejo beneficios tanto espirituales como materiales porque ambos son factores que deben de estar en equilibrio o bien balanceado para que podamos estar en sincronización y armonización con el universo y con cada ser constructivo que convive con nosotros; no somos un sistema aislado, si tenemos éxitos, popularidad, dinero el equilibrio debe: ser salud para disfrutar de ellos, el otro es el amor y allí esta el balance que tal vez no sea fácil ciertamente, pero hasta el nacer e integrarnos al nuevo mundo no es cosa de todos los días, y pasamos la prueba. El dolor, sufrimiento, tristeza y decepciones son parte de ese día a día, lo malo también es parte importante de la vida porque de allí también aprendemos, de la envidia, de la maldad, de la traición, y distinguimos o aprendemos de todas aquellas situaciones y difíciles y de personas que no viven bajo la misma sintonía de la luz y del amor.

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión

Así que cada vez que regresemos a nuestros hogares, debemos de sentirnos felices de tener un puerto donde llegar, una sonrisa que nos recibe, un beso y una pregunta: ¿Que tal tu día? Y todo eso es esperar el nuevo día, con sus bajos o altos pero será otro día donde vas a vivir, a soñar, a recibir y a dar, en que cada abrir de tus ojos y saber que amaneció un nuevo día para ti, es “un gracias Padre por darme la oportunidad de ver un nuevo comienzo, porque eso es un día, otro día mas otro día es un comienzo de vida. Hoy es tu día aprovéchalo. Bendiciones.

Sígueme en Facebook

ELANGELUS. MONICA ZERPA

Menú de cierre

Comparte con un amigo