El Después, hace pasar el tiempo y hace perder la oportunidad de vivir – Soy Espiritual