Aunque tendemos a pasar mucho tiempo solos, también parece que recibimos mucha atención negativa por hacerlo. Por cualquier razón, la mayoría de la gente parece pensar que si no estamos rodeados de amigos y familiares somos «infelices», pero no siempre es así.

Como alguien que disfruta de estar solo, a través de los años he llegado a entender que estar solo tiene muchas ventajas y también muchas ventajas. Claro, siempre queremos estar rodeados de gente de vez en cuando, pero eso no significa que nuestras vidas deban girar en torno a las interacciones con los demás. Las siguientes razones son algunas de las muchas cosas buenas que disfruto estando tiempo a solas. ¿Cuántos de estos son capaces de satisfacer?

7 razones por las que estar solo no siempre es malo:

1. No hay nadie que te ponga de los nervios ni que te moleste.

Cuando estás solo no tienes que responder ante nadie y no hay nadie que te moleste. Cuando vivimos solos no damos a los demás la oportunidad de molestarnos a diario, como ocurriría en una situación de cohabitación. Seguro, puede que quieras hablar con alguien aquí y allá, pero en general puedes relajarte a un nivel mucho más profundo.

estar solo no siempre es malo

2. Nunca tienes que explicar o justificar nada a nadie.

Estar solo te da la oportunidad de ser realmente tú mismo. Eres libre de decir o hacer lo que quieras en tu propio espacio. No tienes que justificar por qué te sentaste en el sofá y te comiste un helado entero. Puedes ir a por lo que te parezca mejor.

3. Eres libre de divertirte de verdad.

No tienes que esperar a que otras personas se preparen o llevar a alguien a cualquier parte cuando estás solo. Eres libre de hacer lo que quieras y eso incluye divertirte. Si quieres quedarte fuera toda la noche, puedes hacerlo y si quieres quedarte en casa nadando en tu piscina durante horas y horas, nadie podrá detenerte.

También en soyespiritual.com:   Es un mito que podemos "superar" el dolor y la pérdida

4. No tienes que cuidar de nadie más cuando estás solo.

Cuando estás solo, sólo eres responsable de ti mismo. No tienes que pasar todo tu tiempo pensando en otras personas o centrándote en las necesidades de los que te rodean. Si quieres irte de vacaciones de improviso, no tienes que tener en cuenta los sentimientos ni los horarios de nadie más que de ti mismo.

5. Puede ser productivo y sin distracciones.

Estar solos nos da la oportunidad de hacer lo que tenemos que hacer sin tener que lidiar con alguien que nos interrumpe o trata de apartarnos de aquello en lo que estamos trabajando. No estamos distraídos de la misma manera en que lo estaríamos si estuviéramos rodeados por otros y para muchos, eso es una gran cosa. Esto le permite separar el tiempo de trabajo y el tiempo de juego por la mitad.

6. Tienes que tomar todas las decisiones y realmente hacer lo que quieras.

Como alguien que está solo la mayor parte del tiempo, me enorgullezco de poder tomar mis propias decisiones. Vivir una vida muy independiente no es para todos, sino para aquellos que la eligen, es muy liberador. No tienes que preguntarle a alguien cómo se siente sobre las cosas que estás pensando hacer, sólo tienes que hacerlas.

7. No tienes que hacer feliz a nadie más.

Cuando estás solo no tienes que preocuparte por las necesidades o deseos de nadie fuera de lo tuyo dentro de lo razonable. Puedes hacerte feliz y seguir adelante de la manera que creas conveniente. El crecimiento se basa en la forma en que usted elige seguir adelante y su vida se convierte en la vida que usted ha elegido para vivir en lugar de la vida que alguien más ha elegido para usted.

Suscríbete al boletín y recibe de regalo el libro "Tu Deseo y la ley de atracción"

Cerrar menú

Comparte con un amigo