Por Jossie Del Valle Conty

Cada día que amanece es una nueva oportunidad de empezar en cero, es un nuevo comienzo,  si concibiéramos el  hoy desde esa perspectiva  estaríamos más alegres, más optimismas y sobre todo valoraríamos mas lo que representa el presente .

Si ayer cometiste un error, si te fueron mal las cosas, si heriste a alguien en medio de una discusión, si sufriste algún percance, si te topaste con una decepción, quedó atrás, es solo ayer, no vuelve mas, forma parte del pasado.,  Para lo que debiera servir el día que termino es para aprender las lecciones que nos dejo, para intentarlo de nuevo,  para rehacer lo mal hecho y enmendar errores y continuar el proceso de evolución espiritual

A veces entre el stress de la propia vida o entre preocupaciones de ayer y de mañana no le damos la importancia al hoy, mucho menos apreciamos esas  sencillas cosas que conforman el paisaje de nuestro entorno mas cercano: el cantar de los pájaros como anunciando el comienzo de la mañana,  un cielo de un azul hermoso que tras de la noche obscura nos da la bienvenida a un nuevo día , una linda  mariposa que se cruza en el camino,  las flores que dan color al trayecto que recorremos,  una sonrisa de un desconocido  a quien nos encontramos al paso. Lo cotidiano puede  aportar belleza y alegría a la vida, pero quizás no nos percatamos de ello porque  vamos muy ocupados o preocupados y se va el día, se va el presente sin haberlo aprovechado como lo que se supone sea un nuevo comienzo, otra oportunidad maravillosa de hacer mejor las cosas y ser mejores personas.

Lea:   ¿Te sientes perdida después del Despertar Espiritual? No estás sola

Además  hay quien vive  agobiado y temeroso  por esa  incógnita llamada el futuro, lo cual   solo acarrea un desgaste innecesario de las emociones  y afecta grandemente la calidad de la vida, habría que  entender e internalizar que  el futuro es  un tiempo  que aun no ha llegado y forma parte de esa porción misteriosa que envuelve lo que esta pendiente de vivirse,  y que muchos  llaman destino.    Si es verdad que el pasado quedo atrás, el futuro en cierta medida será  el resultado del trabajo de hoy, es una repercusión del  el presente,  ese debe ser su fundamento, en esa dirección el futuro tiene  una relación causa y efecto con la vida que transcurre en el hoy. Si en el presente nos motiváramos a  desarrollar mas la  capacidad de amar desde el amor incondicional  ese que se regala sin esperar nada a cambio,  comenzaríamos a darle un sentido mas trascendente a nuestra vida  y modificaríamos  las expectativas desde una perspectiva mas profunda ley espiritual  de  lo que anhelamos para la vida .

flores

Ciertamente no estamos exentos de preocupaciones por temas afectivos o laborales o cualquiera otro  y se sabe  que por  evadirlos  no significa que desaparecerán pero por otro lado  cuanto mas impere el agobio y la angustia domine nuestro estado de animo,  menos se verán las posibilidades para salir adelante, podría compararse con  un cielo lleno de nubes, donde no se puede atisbar la luz para encontrar el camino a seguir,  es por ello por muy complicada  y retadora que sea la vida  hay que  intentar despejar  en lo posible el panorama del presente , manteniendo viva la capacidad para la esperanza,  vivir con expectativas es parte de el hecho de vivir con la fe en el plan de Dios para nuestra vida, pero esas expectativas deben ser realistas, sino serán una enorme desmotivación.

Lea:   Los 7 tipos de empatía que están aquí para cambiar el mundo

Hay que pedir a Dios Luz   y paz cuando estamos pasando por tiempos turbulentos , en medio de los grandes obstáculos esa luz y esa paz  nos permitirán  encontrar un nuevo enfoque para nuestra vida, si no pedimos, si quedamos en esa neutralidad peligrosa de vivir en automático,  frenaremos el fluir de días mejores que están por llegar para continuar viviendo . El presente,  es después de todo lo único real, lo único concreto  con lo que contamos en verdad  y desde donde debe orientarse nuestra vida.  Recuerda no estas solo en esa tarea, a tu lado esta tu ángel de la guarda, confía en el y  llámale  pues estará presto a alumbrar tu día a día con la linterna maravillosa de la espiritualidad,  a través de tu voz interior el te ira guiando  y te mostrara los mejores   senderos por donde transitar en el presente hacia un futuro repleto de bendiciones

Reconoce el inmenso valor del presente, siembra en el hoy semillas de buenas obras , de bondad y sobre todo  de amor incondicional y pronto  empezaras a recoger sus maravillosos frutos.

Namasté

Menú de cierre

Send this to a friend