El proceso de 4 pasos de aceptación emocional

¿Lloras cuando te gritan y lloras cuando alguien hace algo bueno por ti? Está bien, ¡sólo eres una persona emocionalmente en contacto! Es algo bueno, y con este proceso de 4 pasos, puedes llegar rápidamente a un acuerdo con tus propias emociones.

Las emociones no son tan malas como la gente dice. Cuando piensas en las emociones, normalmente podrías pensar en alguien que siempre está molesto o que llora mucho, pero esto es sólo un simple estereotipo. Las personas que están emocionalmente en contacto están más seguras de lo que realmente son, de lo que sienten, y están más conectadas en sus relaciones a su alrededor.

Cuando estás emocionalmente en contacto, puede tener un efecto extremadamente positivo en tus relaciones. Es bueno estar emocionalmente en contacto con uno mismo, pero la mayoría de las veces puede ser confuso y difícil de manejar. ¿Por qué siento todo tan intensamente, se preguntarán?

Las emociones son la comunicación entre el cuerpo y el alma y es importante saber cómo responder a ellas.

4 pasos de aceptación emocional

Este es un simple proceso de 4 pasos que permitirá que tus emociones fluyan libremente. Ni siquiera notarás lo bien que te sientes, te sentirás mejor.

1. Permítase experimentar plenamente la emoción en bruto:

Empiece sintiéndola físicamente, encarne verdaderamente esta emoción y deje que se exprese a través de usted. ¿Qué sonido quiere hacer? ¿Qué movimientos, posturas o gestos crees que describen mejor?

También en soyespiritual.com:   Ahora es el momento de reclamar tu poder

No lo censures, en vez de eso deja que aparezca y salga en su forma más cruda.

2. ¿Qué emoción intenta comunicarte?

Después de haberla encarnado y expresado, ahora puedes explorar, sin juzgarte a ti mismo, qué es exactamente lo que esta emoción trata de decirte sobre ti mismo; tus valores, creencias, necesidades, deseos, expectativas, actitudes, etc.

3. ¿Cómo puedes comportarte de acuerdo con el mensaje de esta emoción?

Una vez que hayas expresado y explorado la emoción, puedes empezar a actuar sobre lo que has aprendido de esa emoción.

¿Hay algo que pueda hacer para restablecer el equilibrio del mundo (por ejemplo, perdonar a una persona que le ha defraudado o aprender a tener más confianza), o hay alguna forma de compartir su emoción con los demás y celebrar la alegría que siente?

4. Una vez que la emoción ha sido expresada, explorada y comprendida, puedes asimilarla.

La asimilación de una emoción es un proceso lento que sólo se realizará en retrospectiva.

Sólo después de que el polvo emocional se asiente puedes aprender realmente el valor que la emoción ha traído a nuestras vidas.

Compartir en Facebook

Coimpartir en Whatsapp

Canal de Telegram