Distinguir lo verdadero de lo falso, es difícil

historia

“Cuántos hechos que observamos nos resultan inexplicables, porque son la consecuencia de otros hechos que se produjeron hace tiempo, e incluso a veces antes de nuestra existencia actual.

Observamos un acontecimiento de ayer o de hoy, pero ¿cómo saber qué ha podido suscitarlo? La causa no se encuentra necesariamente allí donde se busca, demasiados detalles
permanecen desconocidos o mal conocidos. También el trabajo del historiador se limita a menudo a hacer constataciones, e incluso si se esfuerza en estudiar de cerca un encadenamiento de circunstancias, nunca tiene la seguridad de descubrir lo que realmente sucedió. ¡Hay tantas decisiones que han sido tomadas y ejecutadas en secreto! ¡Hay tantas mentiras que han sido dichas por aquellos que tenían interés en que no se descubrieran sus maniobras! ¡Y otros muchos han tenido interés en divulgar estas mentiras! Es verdad que, de vez en cuando, aparecen documentos y se hacen descubrimientos asombrosos que obligan a revisar ciertos juicios, pero a menudo es difícil distinguir lo verdadero de lo falso. Es por ello que, incluso si se habla de «verdad histórica», en parte la propia historia seguirá siendo siempre un enigma para los humanos. “

Omraam Mikhaël Aïvanhov

También en soyespiritual.com:   Psiquiatra comparte 20 consejos que le ayudarán a superar todos tus obstáculos
Cerrar menú

Comparte con un amigo