image

Cuando estás cansado y desanimado por tanto esfuerzo inútil,

DIOS sabe bien cómo te haz esforzado.

Cuando has llorado tanto que se angustia tu corazón,

DIOS  ha contado tus lágrimas.

Si sientes que tu vida está “en espera” y que el tiempo se te ha pasado por alto,

DIOS te espera.

Cuando nada tiene sentido y te sientes confuso y frustrado,

DIOS te tiene la respuesta.

Si de repente el panorama se ve mejor y encuentras señales de esperanza, DIOS te ha susurrado.

Cuando todo va bien y tienes mucho porque ser agradecido,

DIOS te ha bendecido.

Cuando suceda algo gozoso que te llena de asombro, DIOS te ha sonreído.

Acuérdate que dondequiera que estés, sea lo que sea que sientes, ¡DIOS lo sabe!   Yo soy la luz, él que me sigue no andará en tinieblas.

TE AMO, SEÑOR JESÚS!!!.

Lea:   Cómo ser positivo en 10 pasos fáciles para salir de la depresión
Menú de cierre

Send this to a friend