DELE TIEMPO

image

A veces la gente acepta la idea de que un cambio de pensamiento , unido al acercamiento a Dios en la oración, transformará sus vidas, les dará armonía y libertad. La lógica de este principio los atrae, y se empeñan con toda seriedad. Luego, al cabo de unos días, dicen: “Después de todo, nada ha pasado” y retroceden a su antiguo modo de pensar negativo.

Eso es extremadamente necio. Los resultados de muchos años de pensamientos en general negativos rara vez se corrigen en unos pocos días. Nadie que se somete a una nueva dieta o a un régimen médico espera conseguir los beneficios en tan breve intervalo. Uno debe mantener la nueva forma de pensar por un período razonable, y negarse a que lo desalienten los aparentes fracasos del principio.

El verdadero motivo para adoptar una correcta manera de pensar es que es correcta, y que la manera de pensar errónea es errónea, y que debemos actuar correctamente , lo mismo si esa actitud ofrece dividendos o no. Por supuesto, sí ofrece dividendos – dividendos fabulosos – pero generalmente requiere cierta perseverancia ante la lentitud preliminar.

A menudos los principiantes obtienen fabulosos resultados en los inicios , pero no siempre , y no debemos confiar en esa buena suerte. Debemos comprender que el pensamiento correcto y la práctica de la Presencia de Dios no son cuestiones de azar, sino que siguen los dictados de una ley inquebrantable, aun cuando haga falta un poco de tiempo y de perseverancia para demostrar esa ley.

“Me buscaréis y me hallaréis si buscais de todo corazón” Jeremías 29:13.

Visita Wadie.com

Emmet Fox

Lea:   Sencillas maneras de hacer tu vida más fácil
Menú de cierre

Comparte con un amigo