En el momento en que decidís caminar por el camino de la luz, las situaciones más desfavorables en apariencia empiezan a contribuir para vuestro bien. En efecto, las fuerzas que desencadenáis en vosotros al comprometeros en este camino intervendrán para modificar estas situaciones, y aquello que debía perjudicaros se pone, poco a poco, a vuestro servicio.

Sólo debéis estar atentos para tomar la buena orientación. No os detengáis en los accidentes que pueden sucederos a lo largo del camino – dificultades, obstáculos, fracasos –.

Aceptadlos, sabiendo que en uno u otro momento, algo intervendrá para que los fracasos se transformen en éxitos y las penas en alegrías.

orando

Pero ¡pobres de aquéllos que no han sabido escoger el buen camino! Quizá empiecen teniendo éxitos, pero en realidad estos éxitos no son más que trampas. Si conociesen las leyes, en vez de alegrarse y vanagloriarse ante los demás, deberían temblar porque sabrían que estos triunfos sólo preparan su caída.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Lea:   Cómo empezar de nuevo cuando tiene un mal día
Menú de cierre

Send this to a friend