CONOCER LA VERDAD

image

No fabricarla

Es importante recordar que la Verdad es cierta porque es cierta, y no porque nosotros la hagamos cierta. Cuando rezamos científicamente , recordamos la Verdad y la comprendemos mejor como existe en realidad.

La oración no cambia las cosas por nosotros, sino que las cambia al ponernos en sintonía con la Verdad eterna. No cambia la Verdad en sí. Cuando buscamos en nuestro radio hasta dar con la estación deseada, escuchamos el programa que queremos, pero al actuar así no cambiamos el programa.

Es muy útil recordar que la Verdad es cierta independientemente de que uno lo demuestre o no. Si uno lo demostrara al ciento por ciento, en cada fase de la vida, sería maravilloso, pero la Verdad no sería más cierta por esas demostraciones. Si usted no demostrara nada en absoluto, si nunca pudiera realizar ni una sola demostración en toda su vida, la Verdad sería, de todas formas, igual de cierta.

La ley del Ser Absoluto es armonía perfecta, eterna e inmutable, y creerlo así, con cierto grado de convicción, es la forma de alejarse de la dificultad.

Sígueme en Facebook

“Y conoceréis la Verdad, y ella os hará libres” Juan 8:32.

Lea:   12 cosas de las que ya no deberías avergonzarte
Menú de cierre

Comparte con un amigo