Cuando ves a alguien que necesita ayuda ¿qué haces?

En vez de decidirse a hacer algo para ayudar a los que sufren, algunos que se dicen espiritualistas, se contentan con decir: «¡Ah!, es su destino, es su karma». Si utilizan estas buenas razones para justificar su egoísmo, ¡más les hubiera valido no haber oído hablar nunca del karma!

Es preferible, evidentemente, que todos conozcan las leyes del destino, que comprendan por qué les suceden ciertas desgracias a ellos y a los demás. Pero cuando vean a personas que están pasando pruebas, deben hacer lo que puedan para ayudarlas. Alguno dirá: «Pero, ¿por qué tratar de ayudarlas puesto que lo que les sucede estaba inscrito en su destino?» En primer lugar, porque los esfuerzos que hacemos para ayudar a los seres nunca son inútiles: en ciertas circunstancias, al ver vuestra compasión, vuestra buena voluntad, las entidades celestiales
pueden dejarse ablandar y aliviar sus sufrimientos. Y también es bueno para vosotros, porque al ayudar a los demás desarrolláis nuevas cualidades. No es fácil ser realmente útiles a los demás, es verdad; pero no importa, sean las que sean las circunstancias, hay que tratar de ayudarles. Si no lo conseguís, al menos seréis vosotros los que os volveréis más inteligentes, más fuertes, más libres.

Visita Wadie.com

Omraam Mikhaël Aïvanhovayuda

Lea:   12 cosas de las que ya no deberías avergonzarte
Menú de cierre

Comparte con un amigo