Las personas más atractivas no lo son por su aspecto, sino por su magnetismo

TENER CONFIANZA EN UNO MISMO, es la herramienta más poderosa para las personas más atractivas.

Las personas más atractivas e irresistibles a ojos de los demás, no lo son por su aspecto, sino por su encanto, magnetismo, chispa…. El mundo entero se rendirá a tus pies si crees en ti y sabes transmitir buenas dosis de confianza y entusiasmo.

Piensa en una persona que conozcas y que te parezca interesante. No tardarás en darte cuenta de que no es la armonía de sus rasgos o la belleza de su cuerpo lo que más admiras sino el aura que la envuelve, un conjunto de pequeños detalles que poco tienen que ver con su físico: su estilo, su forma de mirar, su tono de voz, su buen humor, sus gestos, su sonrisa, la seguridad que transmite al hablar, etc.

Despliega todo tu encanto.-

No cabe la menor duda, las personas que están a gusto en su propia piel son las que más éxito tienen. Sentirse bien con uno mismo es el mejor punto de partida para desarrollar y desplegar nuestro atractivo. Así que…. ¡A por ello!

Las personas más atractivas regalan optimismo

Al igual que tendemos a pensar que una persona quejosa es pesimista y algo gris, también acostumbramos a asociar el optimismo con la simpatía, la cercanía, la diversión y el éxito. ¿A qué bando te gustaría pertenecer?

Si evitas instalarte en el lamento y la crítica, tendrás mucho de tu parte. Recuerda las famosas frases de Swami Sivananda:

“Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente, pero sólo quince para sonreir”

Las personas más atractivas transmiten pasión

El entusiasmo, como el buen humor, se contagia y atrae como un imán. Quienes escuchan a alguien que habla de forma apasionada sobre un tema –un nuevo proyecto, un “hobby”, su trabajo, etc- perciben la idea de que la vida es más hermosa y de que todo es posible y…. ¿Quién puede resistirse a eso?.

Lea:   ¿Qué revelan tus iniciales sobre ti?

No se trata de hablar maravillas de todo cuanto te suceda, sino de disfrutar intensamenteaquello que realmente te gusta.

Si nada te conmueve, haz un esfuerzo por dar más valor a lo que haces, poner más atención a lo que sientes o abrir nuevas vías que estimulen tus sentidos: lecturas, cursos, actividades, deportes, excursiones, viajes….

Las personas más atractivas piensan en afirmativo

También es importante tratar de pensar y hablar de forma positiva de ti mismo/a. Con ese tipo de afirmaciones, resaltarás tus fortalezas (punto a tu favor) y no permitirás que tus puntos débiles te limiten (segundo punto a tu favor).

Decir algo así como: “estoy aprendiendo a ser más comunicativo” o “ser más ordenado/a es mi cuenta pendiente” es mucho más atractivo que….. “se me da fatal explicar lo que siento”  o “mi casa está hecha un desastre, no tengo solución”…

Las personas más atractivas practican la calma

“La desesperación exagerada no sólo muestra desdicha, sino también nuestras debilidades” Marqués de Vauvenargue

Pase lo que pase, cultiva la paciencia y, sobre todo, no pierdas tu norte.

Las personas que saben por donde pisan y se mantienen firmes en sus propósitos resultan fascinantes. ¿Te cuesta ser paciente?

Agradecer lo mucho que has aprendido y prepárarte para recibir lo bueno que está por llegar. Laserenidad y el optimismo tiene muchos seguidores.

Las personas más atractivas se atreven

Confía en ti mismo/a e irradia lo que eres, de forma tranquila y transparente. Cuando desees algo, a tu ritmo y sin traicionar tu estilo, ve a por ello.

La atracción que despierta una persona que lucha por lo que quiere no tiene fin.

Visita Wadie.com
Lea:   Tu estado de ser determinar tu creación
Las personas más atractivas no lo son por su aspecto, sino por su magnetismo
Las personas más atractivas no lo son por su aspecto, sino por su magnetismo

La postura corporal, te delata

Nuestro cuerpo dice mucho más de nosotros mismos de lo que imaginamos. Las personas que se sienten algo inseguras o decepcionadas, dudan acerca de algo o están desanimadas tienden a contraerse, a “hacerse pequeñas”, se miran a menudo las manos –o juegan con los pulgares- y dirigen su mirada hacía el suelo ¿te suena?

Hombros

Para ganar seguridad en ti mismo/a mantén una posición erguida, con los hombros ligeramente hacia atrás y mira al frente al caminar.

Brazos

Cruzarlos es señal de protección, desacuerdo o poca accesibilidad. Relajarnos es una buena forma de abrirse al mundo.

Manos

Cerrar los puños es un claro indicio de incomodidad o de rabia controlada. Destensa las manos y deja que tus emociones fluyan.

“Encuéntrate y sé tú mismo; recuerda que no hay nadie como tú” Dale Carnegie

Espero que este artículo te haya gustado,

Nos vemos en la próxima entrega

Fuente: blogdemarilar.es

Menú de cierre

Comparte con un amigo